Rusia afirma que Ucrania “armó montaje” en presunta matanza en Bucha

El Gobierno de Rusia negó que sus tropas cometieran crímenes de guerra en Bucha, y aseguró que las imágenes de los cadáveres regados a 37 kilómetros de Kiev son “otras producción del régimen ucraniano para los medios occidentales”.

Ante el presunto ataque, Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, acusó a las fuerzas armadas rusas de ejercer “un genocidio”, mientras que Oleksiy Aretovych, su asesor, detalló que encontraron civiles sin vida en las calles de Irpin y Hostomel.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa Ruso informó que sus unidades abandonaron Bucha por completo el pasado 30 de marzo, mientras que las pruebas de crimen presuntamente cometidas aparecieron cuatro días después de que abandonaron la zona.

Rusia resaltó mediante un comunicado que durante el tiempo en que Bucha estuvo bajo control de las fuerzas armadas rusas, ni un solo residente sufrió acciones violentas, además de que entregaron 452 toneladas de ayuda humanitaria.

La Defensa detalló que ninguno de los cuerpos de las imágenes publicadas por Kiev tenía características de color propias de un cadáver, asegurando que todos los residentes “tuvieron la oportunidad de irse libremente”.

Dmitri Peskov, el portavoz de la presidencia rusa, expresó que “dichas provocaciones son una amenaza para la paz y la seguridad”, por lo que Moscú convocó una reunió urgente del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios