El poder de tu imagen (parte 2)

Recordando la frase: el hábito sí hace al monje. Te invito a que lo veas desde otra perspectiva. Y es tan importante nuestra imagen personal que la puedes usar para lograr tus metas. Lo primero que hay que tener en cuenta es: ¿qué es lo que quieres lograr?, ¿qué es lo que quieres proyectar?, y pueden ser respuestas muy diferentes, como “quisiera sentirme mejor y verme mejor”, “quisiera tener un mejor trabajo’, “quisiera encontrar pareja”, entre otras cosas.

Por lo que, lo primero es conocerte, qué es lo que te gusta, cómo es tu estilo de vida, conocer qué es lo que te queda mejor, los colores que te favorecen. Después es saber qué es lo que quieres proyectar y lograr. Hay muchas recomendaciones que nosotras como asesoras de imagen damos. Recordemos que siempre estamos comunicando algo, los colores, las prendas, la manera en que las usamos, todo, absolutamente todo comunica. Es como armar un rompecabezas y obtener la mejor versión de ti.

Verte mejor y sentirte mejor hará que automáticamente te sientas más segura o seguro, más empoderada o empoderado. Tendrás más confianza y autoestima.

Aquí te dejo cinco recomendaciones para enfocar de manera positiva tu imagen:

  • Empieza con una frase cada mañana: “me amo, me acepto, soy valiosa, soy valioso, soy poderosa o poderoso”. Todos los días. Háblate bonito, con cariño, con amor. Ponte frente al espejo y repite esas frases que te empoderen.
  • Mantén una actitud positiva, y quizá esto ya lo has escuchado en muchas partes, en libros, en las redes sociales. Pero es verdad, tu actitud es tu más poderosa herramienta para empezar el día. Lee frases que te empoderen, Sigue a personas que te motiven. De nada sirve traer puesto un atuendo espectacular si tu actitud no va a juego.
  • Haz cosas que te gusten, que te apasionen. Que te dibujan una sonrisa en el rostro y te hacen sentir bien. Si te gusta leer o dibujar, dedica al menos 30 minutos del día en esta actividad.
  • Usa colores que te levanten el ánimo, los que te hagan sentir mejor, esos que cuando te los pones te sientes poderoso o poderosa. Cuando la gente te ve y te dice “¿qué te hiciste?, te ves genial”. Cuando estamos cabizbajos ahí es cuando más los necesitamos.
  • Atrévete a hacer cosas diferentes, usa colores que normalmente no usas, prendas que tienes olvidadas en tu clóset, estampados. Usa perfumes o colonias con aromas o esencias que te hagan sentir relajado (a), en paz, alegre.

Tal vez puedas pensar que son cosas muy pequeñas, pero créeme que vale la pena intentarlo. Empezarás a sentirte diferente, más motivado (a).

La primera impresión se genera en segundos. Y agrego también que, una buena impresión se puede destruir en segundos. Bastan 7 segundos para que una persona forme una primera impresión de ti, y tan sólo 30 segundos para poder comunicar un mensaje y quizá redireccionar esa primera impresión. El 55% lo dicta la apariencia física, el resto lo conforman, con 38% el comportamiento y con el 7% la comunicación verbal. Por todo esto y más, creo firmemente que tu imagen personal puede ser tu gran aliado o tu peor adversario. Entonces:

El hábito definitivamente sí hace al monje.

En caso de que te interese una asesoría de imagen, puedes ponerte en contacto conmigo y con gusto puedo atenderte.

 

Sire Reyna, Asesora de Imagen, cuya misión es ayudar a las personas a sentirse más seguras, empoderadas, felices consigo mismas, con mayor confianza y autoestima. Es Ingeniera de profesión y asesora de imagen por vocación.

 

REDES SOCIALES

Instagram: @sirereyna

Facebook: Sire Reyna Asesora de Imagen

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios