ESPECIAL “La fotografía pasó a ser algo totalmente innecesario” : Alfonso Gaitán

La actividad de fotógrafos de eventos sociales va desapareciendo paulatinamente

Por: Mayra García/Periódico Victoria

“Para mi próxima vida voy a ser abarrotero” , así comenzó la charla con Alfonso Gaitán Soto, Fotógrafo profesional de eventos sociales.

“Con la pandemia la fotografía fue una actividad que se desplazó, quedó claro que puedes pasarte la vida sin hacerte una foto y no te va a pasar absolutamente nada, pero para sobrevivir si tienes que comer, beber, así que las actividades no esenciales como es el caso de la fotografía comenzaron a desaparecer paulatinamente”, señaló.

El reconocido fotógrafo dijo que al principio de la pandemia no había mucha información por lo que tuvimos que encerrarnos y eso trajo consecuencias no buenas: “yo tuve que cerrar mi estudio y poner el local en renta, se cancelaron eventos porque se cerraron templos, salones y se anuló toda actividad social, conforme se han dado las cosas en este tema del Covid los eventos cambiaron y ahora las reuniones son de 40, 30 y 20 personas cuando antes eran 200”.

Comentó que: “para una fiesta las personas aseguran que sus invitados tengan primero la comida, la bebida, música y si les sobra contratan un fotógrafo. Para ellos significa un gasto no necesario y muchas veces se quedan con fotos que la misma familia toma con un celular, una fotografía es algo que te va a durar toda la vida, pero lamentablemente las personas no lo piensan así”.

“Para mí la fotografía es mi pasión, por medio de ella yo encuentro gozo y satisfacción, me gusta que admiren mi trabajo y escuchar y ver los comentarios acerca de mis fotos por eso lo sigo haciendo, en la actualidad tengo trabajos esporádicos y me cuido con los protocolos de salud establecidos como el uso de cubre bocas, la sana distancia, el uso frecuente de gel anti bacterial y lavado constante de manos.

Este rubro se vio muy afectado por la pandemia, compañeros que se dedican a la fotografía de sociales hacían más publicidad, tomaban fotos y las promocionaban en redes sociales con regularidad pero hasta esa inercia perdimos”, señaló.

“Actualmente nos estamos adaptando a la nueva normalidad en la que no hay dinero, y donde la actividad para fotografía de eventos definitivamente va desapareciendo”, finalizó.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios