Respuestas sobre salud | Enfermedades secuelas por Covid-19 problemas de audición

Una de las secuelas que han presentado las personas que fueran infectadas por el coronavirus de Covid o también de algunas de las reacciones post vacunación y que es característico en determinadas circunstancias como el aumento de edad, tumores, padecimientos neurológicos o la presencia de algunas enfermedades crónicas degenerativas se pueda experimentar una disminución progresiva de la audición, de hecho en todas las personas a partir de los 60 años de edad se va a presentar  en un inicio de manera muy discreta  pero puede ir aumentando progresivamente.  Lo que no deja de ser una situación muy molesta para él o la portadora del daño como de los que le rodean.

¿QUÉ ES LA HIPOACUSIA?

Se refiere a la perdida de la audición de manera parcial  o de un solo oído o de los dos, puede ser muy leve pero llegar a ser muy intensa y encaminarse a la sordera total, en algunos casos es reversible pero puede ya ser irreversible, por lo que la atención oportuna de este padecimiento resulta prioritaria. Las causas pueden ser mecánicas por taponamiento  por el cerumen, o por alguna lesión externa o a causa de otras enfermedades como las esclerosis  o padecimientos cerebrales.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA HIPOACUSIA?

Puede ser incluso  por una aparentemente simple acumulación de cerumen  o sea oídos sucios, de hecho es la de mayor frecuencia  sumada a la presencia de algún objeto o cuerpo extraño que se encuentra obstruyendo los conductos.

Otro aspecto que en la actualidad se ha aumentado significativamente es el ruido  que al escucharlo a grandes niveles daña la sensibilidad auditiva es el caso del empleo de los auriculares de manera permanente o el “escuchar música” a grandes  decibeles. La exposición repetida a los ruidos fuertes produce, por último, la pérdida de las células pilosas en el órgano de Corti.

La disminución de la audición a causa de la edad  llamada presbiacusia, que se debe a una combinación de pérdida de células sensoriales (células ciliadas) y pérdida neuronal. La investigación también sugiere con intensidad que la exposición al ruido en una etapa temprana acelera la pérdida de audición relacionada con la edad. Las frecuencias más altas son más afectadas que las frecuencias más bajas en la pérdida de audición relacionada con la edad.

También son causantes las infecciones (otitis) ya sea la media aguda  o crónica.  O un caso especial es la perdida de presión  debida a cambios rápidos en la presión de aire externo como sucede durante el descenso de grandes alturas o el ascenso rápido mientras se practica buceo.

¿PORQUE EL AUMENTO DE NIVELES DE SONIDOS PRODUCE  HIPOACUSIA?

Dado que la intensidad del sonido es igual al cuadrado de su presión, la constante para el NPS            (Nivel de Presión Sonora) es 20; para la intensidad del sonido, 10. Por lo tanto, cada aumento de 20-decibeles, representa un aumento de 10 veces en el NPS, pero un incremento de 100 veces en la intensidad del sonido. Lo que es totalmente dañino al organismo humano.

Algunos ejemplos de decibeles  que son peligrosas para el humano  o sea todo aquello que supera los 80 dB: como referencia  un sonido débil  tiene 0 dB;   una plática normal  60 dB;  una podadora de pasto 90dB;  un taladro  100 dB,  Concierto con música electrónica  o claxon  de coches  115 dB;  armas de fuego, motor de avión,  140dB.

¿CÓMO TRATAR LA  HIPOACUSIA?

Muchas causas de hipoacusia no tienen curación y el tratamiento implica compensar el trastorno con audífonos y, en los casos de pérdida auditiva intensa a profunda, puede realizarse el implante coclear.

Por lo que la verdadera atención es la prevención, cuidar nuestros oídos es fundamental para poder tener  una mejor calidad de vida.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios