馃枈Opini贸n | 5 de Mayo de 1862: afirmaci贸n de libertad

La historia de M茅xico, como naci贸n soberana, se ha escrito con el sacrificio de hombres y mujeres que se han atrevido a so帽ar y construir escenarios de libertad y de justicia; que osaron desafiar al poder colonial para forjar una patria propia y construir instituciones que garantizaran el ejercicio de las libertades que por origen y convicci贸n deben disfrutar los pueblos libres. Nuestros precursores no lo lograron, pero sembraron la semilla independentista que surgi贸 el 16 de septiembre de 1810 en la arenga del padre de la patria, que ese d铆a desat贸 la lucha armada contra el poder de la corona espa帽ola. Fue en el fragor de las batallas y en la expresi贸n documental de las ideas libertadoras de la patria en gestaci贸n, que en 1824 se crea el Estado mexicano. Pero no fue f谩cil consolidar el perfil de nuestro M茅xico; aunque los pueblos que habitaban el territorio de la nueva Espa帽a quer铆an la libertad y la independencia; los grupos de poder que asumieron como propios los privilegios de dominaci贸n desde los poderes p煤blicos se opusieron a que los hombres y mujeres de pensamiento pol铆tico liberal, lideraran los destinos de nuestro naciente pa铆s. Hab铆amos logrado nuestra independencia; pero no hab铆amos logrado descolonizar la mente de aquellos pol铆ticos lacayos que no se atrev铆an a encarar nuestro destino en la libertad, sin depender de poderes supranacionales 鈥 parafraseando a Frantz Fanon, ide贸logo de la liberaci贸n de los pueblos africanos-. En este escenario, surgieron dos corrientes de pensamiento pol铆tico divergentes: federalistas y centralistas; liberales y conservadores. As铆 ha sido desde entonces, la disputa por conducir nuestra existencia hist贸rica.

En el escenario de aquellas disputas ideol贸gicas, despu茅s de la guerra de tres a帽os o guerra de reforma, derrotados los pol铆ticos conservadores fueron a humillarse a Miramar y a suplicar que viniera a gobernarnos un emperador; para ello se apoyaron en las bayonetas del ej茅rcito de Napole贸n III. Al invadirnos el ej茅rcito franc茅s, el presidente Ju谩rez le encomend贸 la defensa de la patria al insigne federal Ignacio Zaragoza, quien prepar贸 la heroica defensa en la Ciudad de Puebla. As铆 fue que el 5 de mayo de 1862, se libr贸 la hist贸rica batalla en la que el ej茅rcito mexicano derrot贸 al ej茅rcito franc茅s dirigido por el Conde de Lorencez. Ese acontecimiento hist贸rico es afirmaci贸n de libertad, no solo para los mexicanos, sino para todos los pueblos libres que se niegan a vivir bajo la dominaci贸n de cualquier poder extranjero. Por eso esta fecha la celebramos los mexicanos, pero tambi茅n la celebra el pueblo de los Estados Unidos de Am茅rica, que fue pionero en las luchas independentistas desde 1776.

Finalmente, quiero hacer una reflexi贸n que destaca el esp铆ritu de mexicanidad sobre los intereses sectario: nos dice la historia que cuando el Gral. Zaragoza estaba implementando su estrategia de defensa en Puebla, los generales conservadores Felipe Berrioz谩bal y Francisco Lamadrid, se presentaron y se pusieron a las 贸rdenes del general Zaragoza, para alinear sus armas en la defensa contra el ej茅rcito invasor. Ojal谩 que este ejemplo hist贸rico inspire la conducta de los pol铆ticos de nuestro tiempo y alineen sus esfuerzos antes las instituciones gubernativas de la rep煤blica, en esta pandemia que esta afligiendo a los mexicanos y al resto del mundo.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios