馃枈Opini贸n |聽A dos a帽os, recuento necesario

Ahora que el Presidente L贸pez Obrador esta de fiesta por sus dos a帽os del triunfo electoral, los duranguenses hacemos un recuento de su desempe帽o, sin embargo, primero nos inclinamos a efectuar una valoraci贸n de la gesti贸n de Jos茅 Aispuro Torres al frente de la administraci贸n de la entidad, y recordamos antes que nada, las condiciones en que recibi贸 las arcas de Durango, que registraban un marcado d茅ficit y arrastraba una enorme deuda p煤blica, dif铆cil de enfrentar con los ingresos que recibe, as铆, fue necesario renegociar la deuda someti茅ndola a una subasta p煤blica entre los bancos, lo que permiti贸 contar con una deuda manejable y equilibrada a los ingresos presupuestales; igualmente hay que recordar, que iniciar su administraci贸n L贸pez Obrador ha mantenido para todas las entidades federativas del pa铆s, presupuestos severamente ajustados, esto ocasion贸 que el presupuesto asignado a Durango, fuera insuficiente para cubrir todas las necesidades de los municipios, no obstante ello, el Gobernador con inteligencia y un adecuado plan de austeridad, acompa帽ado de una estrategia de optimizaci贸n de los recursos, ha permitido que seatiendan las necesidades m谩s sentidas de la sociedad.

Al presentarse el Coronavirus con su letal naturaleza, fue necesario enfrentarla destinando recursos p煤blicos, los cuales no estaban contemplados y a los que el gobierno Federal de L贸pez Obrador no ha querido apoyar no s贸lo a Durango, sino a todas las entidades con m谩s recursos p煤blicos. El Gobernador, ha tomado decisiones puntuales y oportunas, las que no siempre se ajustan a las medidas dictadas por el gobierno Federal, ya que unas son las condiciones tomadas en cuenta desde una oficina y otra muy distinta es la realidad, cada zona presenta condiciones distintas y el contacto directo permite contar con otra visi贸n m谩s clara y sobre todo m谩s real.

Por estas razones y otras m谩s, los durangenses apoyan y dan buena calificaci贸n al gobernador Aispuro Torres, pues no obstante las vicisitudes a las que se ha enfrentado desde que asumi贸 la responsabilidad, ha sabido cumplir ante la sociedad, ya que est谩 cerca de la gente, de las familias, y por eso.

En contraste, la percepci贸n respecto a L贸pez Obrador, dista de ser favorable, pues ha mostrado cierta indiferencia y desd茅n a las necesidades que se le han mostrado con claridad, la presencia en la entidad del gobierno Federal, se basa en los programas sociales que s贸lo benefician a una peque帽a parte del n煤cleo social, el Presidente esta empe帽ado a cumplir con 鈥渟us proyectos鈥, el resto no le interesa y d铆a con d铆a en sus ma帽aneras, dedica el mayor parte del tiempo a confrontarse con todos aquellos que 茅l considera sus enemigos, los neoliberales, los conservadores, a quienes llama sus enemigos.

A dos a帽os de aquella sacudida el paisaje es desolador. Empe帽ado en refundar la patria, el Presidente se ha dedicado a socavar incluso las estructuras endebles sobre las que se podr铆a comenzar la construcci贸n de una nueva edificaci贸n estatal basada en un orden jur铆dico leg铆timo y consensado. Su talante ha sido demoledor, pero los planos de su proyecto constructivo son meros esbozos y trazos gruesos, sin coherencia. La incapacidad propia y la de su equipo se tratan de encubrir en la grandilocuencia de sus frases y la verborrea de sus arengas matinales. Un predicador iluminado que se pretende estadista. Incapaz de entender la magnitud de la tarea de reconstrucci贸n estatal que requiere M茅xico, imposible sin grandes acuerdos amplios, se dedica cotidianamente a descalificar a sus cr铆ticos y a alimentar las teor铆as de conspiraciones en su contra ante cada uno de sus tropiezos.

La rigidez de sus ideas le ha impedido enfrentar con creatividad la pandemia. Sigue negando la realidad sobrevenida por el desastre natural. Su cantaleta de 鈥減rimero los pobres鈥 se ha visto desmentida por su insensibilidad ante el desempleo masivo y la desesperaci贸n de quienes se han quedado sin ingresos de supervivencia. En su obcecaci贸n, sus programas de transferencias de efectivo ser谩n la panacea, sin necesidad de rectificaci贸n alguna.Mientras, la epidemia crece sin control, aunque el encargado de la pol铆tica de contenci贸n sanitaria haga malabares ret贸ricos cotidianos para enmascarar la tragedia, con datos construidos a modo, como una tasa de contagios descendente en la medida en la que se hacen cada vez menos pruebas. La muerte, empero, no se puede ocultar y pronto veremos, cuando se conozca el crecimiento de la tasa de mortalidad de los 煤ltimos meses, la verdadera magnitud del desastre provocado por el negacionismo presidencial y la obsecuencia de sus empleados.

Damos una cordial bienvenida a Jorge Salum al frente del Ayuntamiento, ojal谩 que con nuevos br铆os, ponga orden, pues su ausencia relaj贸 la disciplina.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook