🖊Opinión | Advertencia y señalamientos de la Fiscal no deben ser tomados a la ligera

La advertencia que realiza la Fiscal del Estado de Durango, Ruth Medina Alemán, no debe ser tomada en saco roto, la verdad es que sus declaraciones a parte de mostrar una valentía necesaria desde la burocracia, demuestran que están atentos al respecto de las situaciones y acontecimientos que ocurren en las redes sociales para enganchar, por así decir, a nuestros jóvenes en actividades no licitas.

A esta dinámica en la que el crimen organizado busca a jóvenes para aprovecharse de ellos o para engrosar sus filas, obviamente se suma la posible desesperación que muchos de nuestros jóvenes tienen por conseguir recursos económicos de manera “fácil o rápida”, y es que esta pandemia generada por el COVID-19 ha puesto en una situación frágil a la economía familiar y personal, situación que aprovechan los delincuentes para engañar y embaucar a nuestros jóvenes.

Los comentarios de la Fiscal, se suman a las actividades que ha encabezado la titular de Comunicación Social del Estado, Mar Grecia Oliva, quien ha modificado el esquema de comunicación en donde las intervenciones del Ejecutivo del Estado en su mayoría son en vivo y directo desde el lugar en donde se lleva a cabo el evento, lo cual podría parecer parte de la nueva dinámica de los Gobiernos, sin embargo, hay dos puntos a reconocer, el primero de ellos es la amplia disposición por generalizar los datos que son de interés público, y un principio fundamental de la comunicación social, de dar máxima publicidad a los temas de interés social, como es el de los jóvenes extraviados, en problemas, o que pudieran ser víctimas de engaños a través de las redes sociales.

Esta mancuerna, está dando resultados positivos, primero al reconocer un problema existente, y es el que tiene que ver con el aprovechamiento de grupos criminales por hacerse de jóvenes para que sean los soldados de sus causas, y el otro el hacer un llamado a la unidad para que padres y sociedad en general pueda detectar situaciones que pudieran afectar a nuestra comunidad.

Según lo que se menciona en el Estudio Niñas, Niños y Adolescentes, víctimas del Crimen Organizado realizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se extraen los siguientes datos con base en la “Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED)91, una quinta parte de las personas menores de 18 años en Nayarit tiene algún familiar cercano en prisión, en Durango, Aguascalientes y Guanajuato más del 10 por ciento de esta población ha sido detenida o ha tenido conflictos con la policía, en Michoacán y Querétaro cerca de un tercio ha consumido alcohol hasta emborracharse y Guanajuato destaca por la participación de adolescentes en actos de vandalismo y pertenencia a pandillas violentas. Destaca el hecho que, en 18 entidades federativas, más del 40 por ciento de esta población declaró haber sufrido violencia física o verbal en el hogar, donde Guanajuato lidera nuevamente ese rubro. De esta forma, los Estados con el Índice de factores de riesgo más alto son Nayarit, Durango, Querétaro y Guanajuato.” Sic .

Estos datos, aunque pudieran parecer no relacionados con el tema, son fundamentales a la hora de tratar de percibir la realidad que viven nuestros jóvenes y niños, de ahí la importancia del trabajo coordinado que realiza Ruth Medina Alemán y de Mar Grecia Oliva,  en materia de comunicación y prevención, para evitar que nuestros jóvenes caigan en las garras del crimen organizado.

Escríbeme tus comentarios y opiniones en @felipecorrea_1 en twitter, recibo tus mensajes con gusto.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios