馃枈Opini贸n | Alcanzaremos la cima

Nada es para siempre, todo fluye y refluye, as铆, sucede la vida; los duranguenses estamos a punto de llegar a la cima y por fin veamos el declive de contagios y de fallecimientos a causa del Coronavirus.

La epidemia, lo hemos se帽alado repetidamente ha sido afrontada por el gobierno que encabeza Jos茅 Aispuro Torres, con responsabilidad, de manera eficiente, no obstante, la rebeld铆a de algunos duranguenses, que no han cumplido cabalmente con las medidas sanitarias previstas para evitar el contagio, consecuentemente, propici贸 que la curva para aplanar la propagaci贸n del virus hubiese sido antes, sin embargo, la naturaleza no obedece leyes terrenales, pero gradualmente llegaremos al tope. Lo que seguir谩 ser谩 extremar las medidas para evita un repunte de contagios. Todo nuestro apoyo al Gobernador.

Por lo pronto, los sentimientos afloran en todos los niveles de la sociedad y el m谩s destacado es el que manifiesta el presidente L贸pez Obrador: el 鈥渕iedo鈥, que no es otra cosa que el reflejo del recelo, la sospecha, la desconfianza, desaliento y turbaci贸n, es una reacci贸n de todo individuo obsesionado con el poder.

A AMLO, ahora seleccion贸 la m谩scara de 鈥済uardi谩n鈥 de las elecciones del 2021, no es un gobernante preocupado por resguardar la salud, la seguridad, y la econom铆a de los bolsillos de los mexicanos, con el miedo aparece su verdadera prioridad, velar que no se comenta fraude electoral, cuando existe el Instituto Nacional de Elecciones (INE), y que con el Tribunal Federal Electoral (TRIFE), son los dos organismos Constitucionales que son garantes de todo proceso electoral federal, ahora 茅l, advierte que vigilar谩 que en ninguna entidad federativa se desv铆en recursos para las campa帽as; de ese miedo surge tambi茅n la instrucci贸n a su Secretario de Hacienda de no aprobar ning煤n aval de pr茅stamo a los gobernadores, por el temor de que esos recursos sean destinados a esas campa帽as. 驴Cu谩l es ese temor?, perder la mayor铆a en la C谩mara de Diputados y obviamente ganar m谩s gubernaturas, y, 驴los mexicanos?, si no est谩n la 4陋. T y conmigo, son mis enemigos, as铆 o m谩s claro.

Considero que he conocido todos los sentimientos que pueden afectar a un ser humano: los he padecido o gozado sin l铆mites, y me atrevo a decir que ninguno de ellos me es ajeno, y s贸lo por esto afirmo que he vivido y vivido bien, pues no es de otra cosa que la vida es: no de cosas, sino de sentimientos, ni siquiera de experiencias, sino de sentimientos. Cosas he tenido algunas, quiz谩 pocas si las comparo con mis deseos; experiencias tambi茅n las he tenido, algunas grandiosas y otras mediocres, y si las comparo con aquellos que las han tenido sublimes, las m铆as, aunque me ponga optimistas, se me muestran vanas. Pero, en fin, sentimientos, todos.

Y, es en este sentido que el presidente L贸pez Obrador, de alguna manera se ha mantenido en conflicto, s铆 a causa del miedo, pues no se puede entender de otra manera, pues contando con todo el poder, teni茅ndolo todo, busca el antagonismo, su odio, quiz谩s aparente con los ricos, los industriales a quienes califica con el mote de conservadores o neoliberales, ah铆, encuentra reposo su miedo.

Y he sufrido, obviamente, el miedo al castigo y a las consecuencias, miedo a perder y a que me maten, miedo a ser incapaz, miedo a no estar a la altura de mis prop贸sitos y miedo de perderme a m铆 mismo en mitad de mi miedo. Porque en el fondo todos los miedos son un mismo miedo, porque la muerte tiene muchos rostros.

Pero el Presidente no nos puede hablar sinceramente de los sentimientos que reconcilian con la vida y nos hacen querer que siempre siga amaneciendo, es posible que haya tenido el sentido del j煤bilo, del enamoramiento, la ternura, la certeza apaciguarte de contar con un c贸mplice y, por supuesto, esa satisfacci贸n, orgullo, j煤bilo que solo da el saberse querido, que le encanta. Pero tambi茅n, hemos de conocer alg煤n d铆a, de los opuestos: el desamor, los celos, la duda, la sospecha, la soledad incurable, infinidad de noches, con los ojos errantes, y que he vagado de una habitaci贸n a otra, y de insomnios profundos y de cansancios sin descanso, y de duelos en los que una y otra vez, como ametralladora. En pocas palabras: 驴ya conoce el abatimiento?, parece que esa es la etapa que vive.

Los pr贸ximos d铆as y meses, veremos hacia d贸nde se perfila su miedo, pues parece que cuenta con una larga lista de fantasmas a los que 茅l llama enemigos, pues los ve por todas partes.

Puedes comentar con Facebook