馃枈Opini贸n |聽Brecha salarial por g茅nero en M茅xico

Durante varias semanas se ha escrito sobre varios temas que tienen relaci贸n con el COVID-19: crisis econ贸micas (1929, 1987, 1994 y 2008), pobreza y una descripci贸n del Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, es importante abordar otros asuntos de gran importancia y reflexi贸n como es el caso del trabajo de investigaci贸n que public贸 el Centro de Estudios de las Finanzas P煤blicas (CEFP) titulado 鈥淐ontribuci贸n de las mujeres en el pago del ISR y el impacto sobre su nivel de ingreso鈥, en el cual se pone de manifiesto la injustificable y terrible desigualdad salarial que padecen. M谩s preocupante resulta que la teor铆a econ贸mica no tiene respuesta a este fen贸meno mostrando una vez m谩s que toda ciencia y disciplina necesita apoyarse en otras materias para lograr un an谩lisis y ejecuci贸n que de pol铆ticas y acciones que resuelvan esta clase de problem谩ticas.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Poblaci贸n (CONAPO) las mujeres en M茅xico representan 51% de la poblaci贸n total y, seg煤n datos de INEGI, 43.8% del personal ocupado, lo que pone en evidencia la importante participaci贸n femenina en la esfera de la producci贸n. En comparaci贸n con los hombres, sus condiciones laborales se caracterizan, en general, por presentar una condici贸n m谩s precaria, que deviene en primer lugar de su funci贸n asignada en el 谩mbito reproductivo de las familias. Se estima que 75.3% del valor del trabajo no remunerado en labores dom茅sticas y cuidados en el hogar fueron realizados por mujeres, lo que implica una doble carga de trabajo para la mayor铆a de las mujeres que desempe帽an adem谩s actividades remuneradas. en promedio las trabajadoras tienen un salario menor en 5.4% respecto al de los hombres. Esta diferencia se hace mayor en los sectores del comercio, las manufacturas y la construcci贸n, donde se observa una discriminaci贸n salarial de g茅nero, que duplica o triplica el promedio, es decir, llega a 18.7, 15.3 y 11.2%, respectivamente.

Si se considera el ingreso bruto promedio trimestral (incluyendo impuestos y transferencias) reportado por la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares 2018 (ENIGH 2018), el sexo femenino tiene un poder adquisitivo de 15 mil 58.7 pesos mensuales, monto que es inferior en 2 mil 966 pesos, al ingreso promedio de personas del sexo masculino, que reportan ingresos por 18 mil 14.6 pesos. Si se considera la fuente del ingreso corriente promedio, despu茅s de impuestos, se observa que, en el caso de las mujeres, 61.7% proviene de los ingresos por trabajo, esto es 10.2 puntos porcentuales menos que los ingresos percibidos por los hombres por este concepto (71.9%).

Si se analiza la brecha de g茅nero a trav茅s de los ingresos corrientes netos mensuales (ingresos despu茅s de impuestos y subsidios) por deciles de ingreso, se puede observar que durante 2018, los deciles I al VII muestran la menor brecha de ingresos con 8.7% (705.2 pesos), entre hombres y mujeres lo, que contrasta con lo ocurrido en los deciles VIII, IX y X, cuya brecha crece a 13.1% (4 mil 978.7 pesos), siendo el d茅cimo decil, donde se advierte la mayor brecha, con 22.4% (11 mil 197.1 pesos).

Una posible explicaci贸n, es que la principal fuente de remuneraci贸n cambia para los tres deciles de mayor ingreso, pues depende mayormente de los ingresos derivados de sueldos y salarios (56.9%) como proporci贸n del ingreso total; los cuales est谩n especialmente asociados a trabajos calificado y con mayor nivel de especializaci贸n. Por el contrario, los deciles I al V tienen su principal fuente de ingresos en la actividad empresarial que incluye oficios y actividades, que se asume, ocurre en estos estratos de poblaci贸n, con bajo nivel de especializaci贸n y que, en promedio, representa 42.3% de los ingresos totales; dado que la magnitud de estos ingresos est谩 en funci贸n de las utilidades comerciales, as铆 como actividades informales, que est谩n sujetas a una ganancia, por lo que no existe un piso m铆nimo de ingresos, y no a un salario fijado por el remunerador, donde el par谩metro es el salario m铆nimo.

Puedes comentar con Facebook