馃枈Opini贸n | Cada uno, somos responsables de nuestra salud

Cuando nos invade una sensaci贸n de que nada nos importa, de rebeld铆a, de desesperaci贸n que nos atormenta, es cuando no hacemos caso a todos los consejos y precauciones que sabemos que debemos respetar y cumplir, pero, el tiempo de confinamiento desespera, aburre y nos ancla en el desaliento y todas estas sensaciones se conjugan y nos impulsan a segur nuestros instintos: salir a la calle, divertirse hacer otras cosas, menos, estar encerrado y en ese momento la causa, que es el Coronavirus, se vuelve incomprensible y todo parece una fantas铆a. As铆 es la mente humana, y cuando no dominamos los impulsos que provocan sus pensamientos, caemos en ese error com煤n: violentar las medidas sanitarias, dando rienda suelta a la incitaci贸n.

El gobernador Jos茅 Aispuro Torres, constantemente ha invitado a la poblaci贸n a que nos quedemos en casa, las noticias de los contagiados y de los que han fallecido, se difunden diariamente y de forma amplia a fin de tomemos nota de ello, seamos conscientes y asimilemos los efectos da帽inos del virus letal, pero el desespero prevalece.

En esto, comprendo a cabalidad, que los varones que deben laborar para alimentar a la familia, as铆, como las madres solteras, deben de ir a sus labores cotidianas y qu茅 bueno que tengan empleo, sin embargo, las medidas en el hogar, se deben cumplir completamente y as铆 asegurase de que todos est茅n saludables.

Hay condiciones en la vida que, si les dedicamos 鈥渆se tiempo de calidad鈥 a nuestras familias, nos hace sentir m谩s 煤tiles, m谩s completos, m谩s llenos de vida y m谩s felices, pues hay algo dentro de nosotros que nos hace sentir que estamos haciendo nuestra tarea.

Sentirnos completos, dejando que nos lleve la vida como el fluir del agua en el r铆o, es de hecho, que estamos viviendo la vida conforme a una voluntad superior, donde no hay trabas ni piedras en el camino, y todo sucede sin contratiempos.

Si nos dejamos llevar por las influencias de la mente o de las redes u opiniones de los dem谩s, para consolarnos y hacer m谩s llevadera nuestra inquietud, hemos cambiado la vida que quisi茅ramos vivir al territorio de la fantas铆a, de las ilusiones: sentados en lo m谩s est谩tico y muelle de nuestro achicado universo, vivimos de prestado lo que ocurre en las series televisivas, en las pel铆culas, en las novelas, en todo aquello que nos brinde el narc贸tico de una simulaci贸n, que nos preste un poco del ox铆geno de la diversidad. Y de esta manera es l贸gico que terminemos ah铆 en una cama, aislados de los dem谩s. Ah铆 pues, quienes no cumplan con las medidas sanitarias se est谩n arriesgando demasiado, tengamos cuidado pues, somos nosotros los 煤nicos responsables de nuestra salud y no le echemos la culpa a nadie.

El solidario apoyo que el Gobernador mantiene sin bajar la guardia, ni dejar de atender a ninguna municipalidad es de reconocerse y tomarse en cuenta ya que la ausencia de las dependencias federales es notoria y no deja de llamar la atenci贸n la falta de sensibilidad de los representantes de tales de dependencias, los diputados y senadores de Morena que tanto han gastado la saliva para defender a la 4陋.T.

La presencia en el Ayuntamiento de la capital de Jorge Salum es saludable por el 谩ngulo que se le mire, indudablemente, se pondr谩 al d铆a en cuanto los avances, pero sobre todo en las necesidades que son muchas y variadas, confiamos en que retomando las riendas de mando, las diversas dependencias se sumar谩n a dar cumplimiento pleno a la responsabilidad que han asumido y si no se sienten capaces, que sean honestos y dejen el espacio para un mejor y m谩s eficiente prospecto, hasta ahora, este gabinete ha dejado que desear, es tiempo pues de que se refleje un efecto saludable y veamos pronto una ciudad m谩s resplandeciente y llena vida.

Esperamos que la visita del Presidente a los Estados Unidos sea ben茅fica y no sea utilizado para promover la campa帽a pol铆tica de Trump, pues todo indica a ello, ojal谩 resulte lo contrario.

Puedes comentar con Facebook