🖊Opinión | Chumel

Al final, las cosas se vuelven tan trágicas que acaban siendo cómicas”

Mandy Patikin.

Primero hay que definir algo: Chumel Torres no es un activista político, tampoco es un político, ni es un periodista ni mucho menos un pensador de nuestros tiempos, Chumel es un comediante, bueno o malo, irreverente o chocante, Chumel es un showman, es un hombre que decidió, de manera legítima, vivir de burlarse de lo que pasa en una sociedad.

De un comediante cabe esperar poca solemnidad, vamos, los artistas políticamente correctos son, por lo regular, un fardo enorme de aburrición, una hueva que confunde los bostezos con carcajadas.

Chumel, por cierto, no inventó el mote de uno de los vástagos del presidente y de su esposa, Beatriz Gutiérrez, proscrito hoy día so pena de un linchamiento o un despido, aunque es cierto que sí lo usó en alguno de sus videos… ¿Eso amerita la hoguera por los inquisidores de la Cuarta?

Duro será plantearlo, pero cosas aún peores, siendo también menor de edad, sufrió la hija biológica de Angélica Rivera cuando Peña Nieto fue su padrastro y ahí, los que hoy se persignan y quieren imponer cilicios a los arlequines, festejaron como nunca, ¿con los niños no, a menos que sean pequeños neoliberales?

Es cruel, pero es verdad, ninguna familia presidencial en el mundo democrático queda exenta ni del escrutinio ni de la aprobación o reprobación públicas. Sentido común: si la familia López Gutiérrez quiere menor exposición para sus hijos es relativamente fácil, ¡no los expongan!, ¡no los hagan participar en sus visitas a locales de barbacoa!, ¡no los mencionen!, ¡no recuerden su existencia al pueblo sabio!, ¡no los usen para la foto!

Y sí, Chumel también se burló de Peña Nieto y de Calderón y de Fox y de Trump y de Putin y de casi todo, ese tipo nunca toma nada en serio porque ese es, justamente, su trabajo: burlarse, hacer reír, causar molestias que se traduzcan en risas o incomodidades, se llama libertad de expresión y no ha violado sus límites.

Si HBO ha optado por censurar al youtuber mexicano, ¿entonces supongo que pronto terminará Last Week Tonight con John Oliver?, el británico dice cosas que hacen ver a Torres como un párvulo o si los desnudos innecesarios en Game of Thrones ofenden las buenas conciencias, ¡censúrense!, si Watchmen hace apología de la violencia contra el estado, ¡censúrese! Neta, no mamen.

Pero si HBO usó el pretexto del escándalo para terminar con el programa por otras razones, entonces le saldrá caro, muy caro, el caldo, quedarán como comparsa de los inquisidores y se habrán echado un alacrán al hombro que no saldrá fácilmente, ¿o será, genios del marketing, que todo es una estrategia?

Como sea, somos un país cada vez más bananero, tanto que nos asustamos de Chumel Torres, ¡Imagínese usted si en México tuviésemos un Jaime Bayly!

DE COLOFÓN. Primero, los académicos pedían que se abrieran las cuentas de todo funcionario público, Carlos Loret los exhibe, ¡60 millones de patrimonio! y ahora los indignados son ellos.

Aquí ya los exoneraron, la cuarta también es una asquerosa tapadera, pero quizá “alguien” tendrá que explicarle al Tio Sam ¿quién pompó?

Puedes comentar con Facebook