馃枈Opini贸n | Definici贸n, igual a polarizaci贸n

鈥淓s tiempo de definiciones鈥, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador. Discurso con motivo de la rehabilitaci贸n del Sistema Nacional de Refinaci贸n. Minatitl谩n, Veracruz, 6 de junio de 2020.

As铆, no hay m谩s que dos sopas: estas conmigo o eres mi enemigo. Siempre, L贸pez Obrados ha manejado un discurso polarizador, desde que asumi贸 el poder: los ricos contra los pobres; pueblo bueno contra liberales y conservadores, 驴a d贸nde quiere llevarnos? 驴Cu谩l es su prop贸sito? Vamos a tratar de entenderlo:

Dicen los polit贸logos e investigadores de la democracia que las m煤ltiples disecciones que se le han practicado a las nuevas variantes del populismo, la polarizaci贸n aparece como una parte esencial de la estrategia pol铆tica seguida para capturar y concentrar el poder pol铆tico. La eficacia del relato populista como alternativa a la democracia pluralista, no s贸lo depende de recrear en el imaginario colectivo un antagonismo entre dos partes 茅ticamente desiguales 鈥揺l pueblo bueno y las 茅lites, la mayor铆a aut茅ntica, y las minor铆as rapaces, entre 鈥渘osotros鈥 y 鈥渆llos鈥濃, sino que requiere que esos bandos est茅n permanente y radicalmente confrontados, esto es, que la sobrevivencia de las partes sea una situaci贸n suma-cero. La estrategia es simple: la polarizaci贸n cohesiona la lealtad pol铆tica de ciertas bases y clientelas, pero tambi茅n inhibe cualquier posibilidad de cooperaci贸n y compromiso de la pluralidad. En la dualidad amigo-enemigo simplemente no hay espacio para modificar las trincheras.

El presidente L贸pez Obrador ha trazado los dos 煤nicos sitios posibles en la historia: con la transformaci贸n o en su contra. 驴Qu茅 significa este nuevo lance? 驴Fue un golpe de efecto o un giro ret贸rico para acentuar la magnitud de la 茅pica que 茅l supuestamente representa? 驴La 煤ltima oportunidad de los cr铆ticos de dudar de su gesta? 驴El amago a las oposiciones de que no tolerar谩 obstrucciones democr谩ticas a su proyecto? 驴El redoble de tambores para reanimar a los suyos? 驴El desliz de un Presidente frustrado por la falibilidad de su voluntad o por la terca realidad?

A un a帽o de la elecci贸n intermedia, el presidente L贸pez Obrador nos ha advertido que encender谩 el cerillo de la polarizaci贸n pol铆tica. Habr谩 entonces que esperar que el poder sea un factor de discordia. Un juego especialmente peligroso en la circunstancia que se avecina: la crisis econ贸mica que su gobierno gener贸 y que el Covid-19 agudiz贸, es un caldo de cultivo altamente riesgoso para alentar o inducir tensiones pol铆ticas y, sobre todo, de clase. En la precariedad econ贸mica, la desesperaci贸n altera el c谩lculo de las consecuencias previsibles sobre las conductas propias. Se erosiona la legitimidad de la autoridad para aplicar la ley y reestablecer la paz social. La confianza en la estabilidad y certidumbre de las relaciones sociales se desvanece. Apostar a la confrontaci贸n entre los m铆os y los otros en estas circunstancias, mientras muchos mueren por enfermedad o violencia, mientras se pierden millones de empleos y patrimonios, no dejar谩 nada bueno a su paso en t茅rminos de gobernabilidad, aun cuando el Presidente se refrende en las urnas.

As铆, se帽alan los estudiosos que en su anatom铆a sobra la polarizaci贸n (Why We鈥檙e Polarized, 2020), Ezra Klein sostiene que activar, radicalizar, las identidades pol铆ticas es un recurso eficaz para la manipulaci贸n de nuestras sociedades. Las pertenencias determinan no s贸lo nuestras concepciones y comportamientos pol铆ticos, sino que inhabilitan nuestra predisposici贸n a cambiar de opini贸n, a sopesar razones, a superar estereotipos que inducen al error. Las identidades son atajos mentales que cancelan nuestro juicio. Nos liberan del tedio de dudar, de hacernos preguntas. Nos coloca a la defensiva de lo nuestro. Nos convierte en ciegos militantes de lo indefendible.

Se帽alan que la polarizaci贸n fecunda en la pol铆tica de las identidades, all铆 donde la pertenencia define y excluye, dice Klein. Para salir de este c铆rculo vicioso, debemos repensar nuestras identidades, no huir de la polarizaci贸n. Frente al dilema maniqueo que ha puesto el Presidente, no queda m谩s que optar, pero no desde una posici贸n que se refugie en el estatus quo o en un pasado supuestamente envidiable cuya continuidad nunca debi贸 extraviarse. A la transformaci贸n hay que oponerle alternativa. Todo eso que simplemente no es ni llegar谩 a ser jam谩s.

Veamos con claridad, Lenin en un discurso con los obreros en 1920 dijo: 鈥淓s con absoluta franqueza que hablamos de esta lucha del proletariado; cada hombre debe escoger entre sumarse con nosotros o con el otro lado. Cualquier intento de evitar tomar partido debe terminar en un fiasco鈥.

L贸pez Obrador al estar consciente que no podr谩 cumplir con muchos de sus programas, adem谩s de seguir destruyendo instituciones, en su enanismo el camino es enfrentar a los mexicanos.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook