馃枈Opini贸n | Divisi贸n de poderes y 贸rganos constitucionales aut贸nomos

A partir del viraje electoral 2018, que trajo como consecuencia que la titularidad del poder ejecutivo, el poder legislativo y la mayor铆a de los congresos estatales en M茅xico se concentrara en una sola fuerza pol铆tica, se gener贸 una preocupaci贸n ante la posibilidad de no tener contrapesos reales en un pa铆s donde la democracia a煤n no se consolida. Empero, podemos decir que (en t茅rminos generales) los poderes tradicionales y los mismos 贸rganos constitucionales aut贸nomos han alcanzado una madurez y una autonom铆a que permiten asegurar ese rol necesario en el contexto pol铆tico actual.

La decisi贸n de la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n, al resolver la mal lograda Ley Bonilla, represent贸 una bocanada de ox铆geno para el sistema democr谩tico de separaci贸n de poderes. Esta decisi贸n fue vista -inclusive- como un acto de restablecimiento del estado constitucional y democr谩tico de derecho, y es un ejemplo de esos contrapesos a los que me refiero.

Pero tambi茅n el Instituto Nacional Electoral, en una decisi贸n basada en los principios de autonom铆a e independencia, entre otros, neg贸 a la Secretar铆a de Gobernaci贸n, dependiente del Poder Ejecutivo, los datos biom茅tricos de las y los mexicanos inscritos en el padr贸n electoral, esto a partir de la prohibici贸n legal para entregar estos datos tan sensibles a un tercero.

El propio Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Informaci贸n y Protecci贸n de Datos, ha ordenado a la oficina de la Presidencia de la Rep煤blica la entrega de informaci贸n solicitada por ciudadanas y ciudadanos interesados en conocer informaci贸n de este poder p煤blico, por lo que, el a帽o pasado orden贸 la entrega de los documentos que sustentara las declaraciones hechas por el ejecutivo de la uni贸n respecto de la existencia de actos de corrupci贸n en la construcci贸n del nuevo aeropuerto internacional de M茅xico.

Quiz谩s por este ejercicio independiente y responsable de los 贸rganos aut贸nomos, es que se han generado intentos por vulnerar la autonom铆a de estos 贸rganos esenciales para recrear la democracia, con propuestas de reforma para limitar su actuaci贸n, y lo que verdaderamente llama la atenci贸n es que dichas amenazas provengan del partido en el gobierno, y quien result贸 ser el m谩s beneficiado en las elecciones de 2018; los 贸rganos electorales fueron quienes organizaron esas elecciones aut茅nticas y abiertas, donde se respet贸 la voluntad ciudadana y donde se permiti贸 que los representantes electos popularmente llegaran con toda la legitimidad que ameritan esos cargos p煤blicos.

Uno esperar铆a (cuando menos eso indica la l贸gica) que en todo caso, quienes no lograron triunfos, fueran quienes pudieran pensaran en cambiar las reglas del juego democr谩tico, pero en esta ocasi贸n no es as铆, en algo que llama la atenci贸n y que resulta parad贸jico, la fuerza pol铆tica mayormente beneficiada con estas reglas del juego, es quien est谩 pretendiendo modificar este sistema nacional de elecciones; un sistema que, a煤n con las 谩reas de oportunidad que tiene, es un modelo que funciona y funciona bien y que ya fue puesto a prueba con resultados exitosos.

A partir de la existencia del sistema nacional de elecciones -creado con la reforma Constitucional y legal de 2014- m谩s del 60% de las elecciones estatales han derivado en alternancias, y si bien las alternancias pers茅 no representan a la democracia, lo cierto es que s铆 nos indican que existen las condiciones necesarias para que cualquiera de las fuerzas pol铆ticas en disputa pueda obtener triunfos electorales, esto a partir de la aceptabilidad que tengan con la ciudadan铆a.

Que es lo que tambi茅n nos hacen pensar estas posturas, pues que se trata -entonces- de desacreditar al 谩rbitro cualquiera que sea el resultado (desacreditar por desacreditar). Al respecto, el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, el doctor Lorenzo C贸rdoba Vianello, hace una met谩fora citando al periodista uruguayo Eduardo Galeano: el 谩rbitro del futbol se parece al 谩rbitro de la pol铆tica en M茅xico, los derrotados dicen perder por culpa del 谩rbitro y quienes ganan, obtuvieron la victoria a pesar del 谩rbitro.

Tambi茅n se encuentra latente la intenci贸n de afectar las estructuras de los 贸rganos electorales por razones de austeridad, pero si as铆 fuera, porqu茅 no analizar distintos esquemas para lograr una reducci贸n en el gasto, sin pensar en aniquilar a la Instituci贸n, me parece que no podemos ser injustos con las luchas emprendidas por muchas y muchos mexicanos (por varias generaciones), personajes que fueron construyendo el sistema robusto que hoy tenemos, y que apostaron por una soluci贸n no violenta sino m谩s bien pac铆fica en la transmisi贸n del poder p煤blico, desde Jes煤s Reyes Heroles; Cuauht茅moc C谩rdenas; Porfirio Mu帽oz Ledo, Manuel Clouthier y Carlos Castillo Peraza, entre otros. Hay que honrar esta revoluci贸n pac铆fica, anteponiendo una visi贸n evolucionista y no regresionista de nuestro sistema electoral mexicano.

Finalmente, citando tambi茅n al propio Presidente del Instituto Nacional Electoral: M茅xico tiene serios problemas de inseguridad; de educaci贸n y de pobreza, entre otros, y la organizaci贸n de las elecciones no puede ser un problema m谩s y no podemos convertirlo en otro problema adicional, por el contrario, como ha ocurrido en los 煤ltimos a帽os, los comicios deben ser una verdadera ventana para lograr una pac铆fica y civilizada coexistencia social; es necesario seguir recreando nuestra Democracia, quiz谩s ello no sea suficiente pero s铆 esencial.

Puedes comentar con Facebook