馃枈Opini贸n | El 8 y 9 de marzo

La marcha del ocho de marzo, para celebrar el D铆a Internacional de la Mujer, y el Paro Nacional de la Mujer del nueve de marzo arroja lecciones fundamentales, para la sociedad civil organizada del pa铆s. Encuentro cinco:

1. Plantear y al mismo tiempo dejar en claro que el movimiento era por una causa y que no obedec铆a a ninguna ideolog铆a y tampoco a la intervenci贸n de ninguna fuerza pol铆tica partidaria. El presidente hizo todo lo posible desde su p煤lpito ma帽anero, para descalificar al movimiento feminista, pero fracas贸. Las mujeres lograron transmitir de manera convincente que ninguna ideolog铆a e inter茅s pol铆tico estaba detr谩s. Esto dio confianza, para que salieran a la calle mujeres que nunca antes lo hab铆an hecho y que asumieran como suya la convocatoria del paro.

2. Claridad y amplitud de la causa. Las organizaciones del movimiento feminista, pudieron plantear con mucha claridad que la marcha y el paro ten铆an como 煤nico prop贸sito hacer evidente y denunciar el feminicidio que est谩 en ascenso. No hab铆a otras causas y reclamos. Eso result贸 fundamental, para ampliar su capacidad de convocatoria. Hab铆a que estar solo de acuerdo en que el feminicidio es un gran problema en el pa铆s y era necesario ponerle un alto.

3. El uso de las redes sociales. La iniciativa del colectivo feminista Las Brujas del Mar, del Puerto de Veracruz, de subir a la red una invitaci贸n a un paro nacional de mujeres prendi贸 y se expandi贸 como el fuego. Era la primera vez que algo as铆 ocurr铆a en el pa铆s. Las integrantes de esa organizaci贸n estaban sorprendidas de la capacidad de convocatoria que tuvo su iniciativa. Es un tema que es necesario estudiar a fondo. Lo que es claro es el poder inmenso de las redes sociales si se saben utilizar.

4. Nadie es el responsable de la organizaci贸n. Tanto en la marcha del ocho de marzo como en el paro del nueve de marzo no hubo cabezas visibles que liderearan la organizaci贸n. Todas las que quisieron participar eran a su vez convocantes. Se gener贸 no solo la sensaci贸n sino as铆 ocurri贸 que nadie estaba detr谩s y todas las organizaciones y personas estaban al frente.

5. Condici贸n objetiva. El feminicidio es una realidad que est谩 presente en la vida nacional y crece todos los a帽os. Las organizaciones, l铆deres del movimiento feminista y los medios ten铆an meses se帽alando el problema. El tema se hab铆a posicionado socialmente. Estaba dada una condici贸n objetiva, para que pudieran tener 茅xito iniciativas, para enfrentar ese problema.

El 8 y 9 de marzo marca un antes y un despu茅s no solo en el movimiento feminista y su lucha, que lo es, sino tambi茅n en el conjunto de la realidad de las organizaciones de la sociedad civil. De lo que sucedi贸 esos d铆as hay mucho que reflexionar y aprender.

Twitter: @RubenAguilar

Puedes comentar con Facebook