🖊Opinión | El confinamiento del 134 Constitucional

Tal y como dijo el Señor Presidente de la República, esta pandemia vino como anillo al dedo a los políticos, porque se hacen presentes en los sectores más vulnerables para posicionarse rumbo al futuro electoral que viene.

Unos han sido más burdos que otros, no cuidando las formas y las normas, razón por la cual ha motivado a que las autoridades administrativas en materia electoral, comiencen a parar sus antenas en aras de evitar los actos anticipados de precampaña y campaña.

Por ejemplo, el Instituto Nacional Electoral (INE) ya documenta los casos de servidores públicos y legisladores locales y federales que han utilizado la crisis sanitaria para promover su imagen personal, informó hace unos días el consejero presidente Lorenzo Córdova.

En un video difundido en redes sociales, Córdova expuso que ha sido notable el activismo de alcaldes, diputados locales y federales y senadores que, con el pretexto de ayudar a la gente más vulnerable ante la pandemia, recorren sus distritos, sus municipios o sus estados repartiendo despensas, cubrebocas, gel antibacterial e incluso juguetes o piñatas.

Si bien apoyar a los sectores más desprotegidos no está mal, agregó, ese tipo de ayuda se distribuye en cajas o bolsas rotuladas con el nombre del servidor público o legislador, y con los colores y logotipos de sus partidos.

Además, consideró, en muchos casos, se graban y difunden videos de esas acciones con fines propagandísticos, ya que en ellos se les pide a los beneficiaros que agradezcan los apoyos entregados como una especie de testimoniales.

“En las últimas semanas se ha notado un notable activismo de decenas de servidores públicos que, con el argumento de auxiliar a la población durante la emergencia sanitaria, ha aprovechado para promover su imagen personal, principalmente en redes sociales e internet”, advirtió.

El consejero presidente informó que esos casos ya son documentados por la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE, en donde se procederá al análisis de las conductas que podrían ser violatorias del artículo 134 constitucional.

Córdova recordó que ese precepto prohíbe que la propaganda de los poderes públicos, bajo cualquier modalidad de comunicación social, incluya nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público.

Cabe recordar que los atentados a este precepto constitucional, fueron los que llevaron al Dr. Enríquez al banquillo de los acusados y librar batallas judiciales, de las que estuvo a punto de ser inhabilitado como alcalde y sin condiciones de volver a competir.

Actualmente quien está en el filo de la navaja en esta situación es el actual secretario de Seguridad Pública de nuestra entidad, quien en su afán de ser candidato, sin empacho utiliza a la institución para promocionar su imagen y hasta su logotipo que lo identificará en una posible campaña política.

Lamentablemente esto ya se volvió un juego perverso, como todos los partidos políticos lo hacen, nadie se acusa y por eso se hizo costumbre no obedecer la ley, ya no por ignorancia, sino por conveniencia política, pues como diría El Meño Herrera en sus mejores tiempos: “son votos, son votos”.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios