🖊Opinión | ¿El presidente más insultado y el más tolerante?

Ahora resulta que el presidente López es el mandatario más insultado durante los últimos cien años… según sus propios datos, pues es obvio que se trata de otra de sus frecuentes mentiras. Y como otras veces, el coro ha salido a repetir la diatriba… ¿de verdad no se dan cuenta que el presidente miente?

Parece que para los defensores de la Cuarta Transformación, la libertad de expresión nació bajo el gobierno y la gracia de López Obrador y se olvidan de que es gracias a esa libertad, a la prensa crítica, al periodismo que le dio voz a este movimiento, qué él llegó a la presidencia.

AMLO nunca hubiera sido presidente si no hubiera existido desde hace muchos años un amplio sector de prensa libre y crítica.

Se equivocan quienes creen que es el actual el primer presidente criticado o señalado por los medios; lo que no queda claro es si se tata de ceguera selectiva o simple ignorancia. Al parecer no vieron las críticas, los reportajes, las columnas y todo lo que se público contra peña Nieto, contra Calderón, contra Fox y los anteriores.

¿O dónde creen que se publicaron las entrevistas y las declaraciones de López Obrador cuando atacaba al gobierno en turno? No había redes sociales; fue en la prensa, en la radio y en la televisión. Ahí en los medios y gracias a los periodistas fue como la población conoció a AMLO, ahí fue donde se promovió, donde se difundieron su discurso y sus promesas.

La mentira es obvia, no es López el más insultado ¿o tal vez sí? Lo cual sería atribuible en todo caso a la proliferación de las redes sociales; las benditas redes sociales, desde las que tanto se le ha aplaudido y desde las que tanto se atacó a sus antecesores y que ahora, como era de esperarse, dan voz a cualquier ciudadanos que piensa, ve y se da cuenta de quien es y que hace realmente el personaje que ocupa la presidencia de México.

Pero no es gratuito; será difícil responder quién ha sido el político más beligerante del último siglo; el que más ha insultado, el más mentiroso, el más inepto… la respuesta es fácil.

Como quiere que no lo insulten cuando él, López, ha hecho del insulto y del odio su bandera.

¿Qué ha sido el más tolerante? ¡Haga usted el refabrón cabor! como día el maestra Catón, si desde que andaba en su larga campaña siempre atacó y difamó a cualquiera que se atrevió a hacerle preguntas incómodas.

¿No han visto la creciente lista de periodistas y comentaristas que pierden sus trabajos por ser críticos de AMLO? ¿Tolerante?

¿Qué se acabó el chayote? ¿de verdad se lo creen? Solo ha cambiado hacia donde están los elogios.

Pero donde sí se ha volado la barda es con la ocurrencia de que para criticarlo habrá que pagar; que los críticos de Su Alteza Serenísima deben dar parte de su sueldo, para pagar por una licencia para ejercer la libertad de expresión.

Alguien decía que se ha abusado de la paciencia del presidente con tanta crítica; yo digo que por el contrario, el presidente ha abusado de la paciencia de los mexicanos con tantas mentiras y tanto odio que promueve.

Algo es irrebatible el presidente tiene ocurrencias y esta es una de ellas; lo malo es que muchas decisiones de gobierno, algunas de ellas trascendentales para el futro, la salud, la economía y la seguridad se han basado en ocurrencias, en arranques, en genialidades momentáneas o inspiración divina.

Algo sí hay que puntualizar: Con la libertad de prensa no.

@MCervantesM

Puedes comentar con Facebook