馃枈Opini贸n | El recorte presupuestal a la investigaci贸n p煤blica

El recorte presupuestal reciente anunciado por la Secretar铆a de Hacienda y Cr茅dito P煤blico a los centros de docencia e investigaci贸n afecta significativamente su operaci贸n, en algunos casos, como el CIDE, Cinvestav, CIESAS, entre otros, alcanza hasta el 75% de los recursos asignados en bienes y servicios. Esto afecta gravemente su funcionamiento y su viabilidad. (La Cr贸nica de Hoy 28-05-20).

Las crisis econ贸micas son feroces con el estudio y la reflexi贸n. Son las primeras actividades que se afectan con los recortes presupuestales. El resultado de la inversi贸n en conocimiento es lento y muchas veces intangible y por ello se convierte en la primera bolsa que los gobiernos con poca visi贸n de futuro vac铆an.

驴Para que sirve la investigaci贸n? Esta pregunta en una sociedad del conocimiento parecer铆a in煤til, pero hay que hacerla en circunstancias cr铆ticas en las que la generaci贸n y la transmisi贸n del saber especializado parece ser algo superfluo 鈥渇ifi鈥 como si fuera una torre de marfil alejada de los intereses del pueblo sabio y bueno o del activismo social y pol铆tico.

El estudio en centros especializados en nuestro pa铆s es un semillero para buenos servidores p煤blicos como el gabinete actual en el que varios de sus integrantes son egresados de distintos programas de El Colegio de M茅xico, empezando por los titulares de las Secretarias de Hacienda y Cr茅dito P煤blico, Econom铆a y Relaciones Exteriores. Tambi茅n, son de los principales aportantes de investigadores tres del Sistema Nacional y de las revistas de divulgaci贸n de conocimiento cient铆fico en las que estudian las personas vinculadas o que se vincular谩n directa o indirectamente con el sector p煤blico.

La autonom铆a en su labor cient铆fica permite crear polos de conocimiento no subordinados a los dictados del poder (gubernamental, partidista o empresarial) y son semillero de apoyo y cr铆tica a las pol铆ticas p煤blicas que las enriquece y genera en el mediano y largo plazo mejores soluciones a los problemas pol铆tico-sociales.

En ese sentido, el recorte presupuestal aplicado a raja tabla por la crisis sanitaria afecta las labores de investigaci贸n, cuyos efectos negativos se reflejar谩n en el mediano y largo plazos. Este genera incentivos negativos para integrarse a estas tareas a las nuevas generaciones y dificulta los procesos de ense帽anza y b煤squeda de conocimiento m谩s preciso y aplicable a una realidad en evoluci贸n permanente.

En las circunstancias actuales, cualquier tropiezo u obst谩culo en la reproducci贸n y difusi贸n del pensamiento cr铆tico rezaga a las comunidades cient铆ficas con respecto al resto del mundo y eso afecta a la integraci贸n econ贸mica, pol铆tica, social y cultural. En el largo plazo, quienes m谩s resienten este atraso, parad贸jicamente, son los grupos m谩s marginados.

Los centros p煤blicos de investigaci贸n est谩n integrados a los mercados, pero con la autonom铆a que les proporciona el financiamiento p煤blico y no dependen de quienes por definici贸n mandan en la econom铆a, que son los agentes que concentran el capital. As铆 los miembros del sistema nacional de investigadores, que en su mayor铆a provienen de instituciones p煤blicas, introducen una visi贸n m谩s integral de los problemas que supera la l贸gica fr铆a y cruel del dinero y la dan un sentido social y m谩s humano al conocimiento.

La vulneraci贸n de la actividad de investigaci贸n independiente del poder pol铆tico y econ贸mico favorece a que los m谩s fuertes en el mercado se impongan. La estrategia de matar de inanici贸n financiera a los centros de estudios p煤blicos o de las instituciones que han demostrado durante d茅cadas de ser colaborares cercanos a las instituciones estatales en la difusi贸n del conocimiento -como el INAP- es un error estrat茅gico.

Otra equivocaci贸n es imponer un sesgo ideol贸gico a la investigaci贸n y si los recortes tuvieran esa finalidad para apretar a los no-alineados con el gobierno el efecto negativo se multiplicar铆a. La creaci贸n de conocimiento cient铆fico, su ense帽anza y divulgaci贸n deben darse en la pluralidad de pensamiento para liberar su verdadero potencial. Ninguna actividad humana es neutral, toda tiene una orientaci贸n, y la amalgama de visiones es la que produce el avance cient铆fico y social.

Hay que reconocer que hay espacios de reflexi贸n aut贸nomos en la sociedad civil con esquemas transparentes de financiamiento que garantizan su independencia de pensamiento que sumados a los gubernamentales y semi-gubernamentales deben ser un motor permanentemente encendido aun en 茅pocas de crisis como lo que padecemos.

En nuestro pa铆s, un porcentaje significativo de los investigadores del sistema nacional est谩n adscritos a instituciones p煤blicas. En esa misma proporci贸n, por lo menos, ser谩 el da帽o que se ocasione a la generaci贸n y divulgaci贸n del conocimiento estos recortes indiscriminados. No hay que destruir todo lo que se ha hecho en los 煤ltimos a帽os, ni hay que confundir la labor del activista social con la del investigador (basta recordar el fracaso de la gran revoluci贸n cultural china) como primer paso para fortalecer la estrategia de ciencia y tecnolog铆a en el pa铆s. Vale.

Puedes comentar con Facebook