🖊Opinión | Guía para bloquear bots

“Nunca discutas con el creyente que lleva el fuego del infierno incluso en el mechero. Su fanatismo es peor que la carne de perro”

Manuel Vicent.

Primero, no es lo mismo un bot que un “usuario multicuentas”, pero son igual de molestos, infructuosos y dañinos.

Un bot es parte de un sistema que, de alguna manera, postea repetidamente lo mismo con la finalidad de crear una tendencia falsa. Francamente son relativamente irrelevantes, generan trending topics e intentan manipular la conversación de las redes, pero son fácilmente detectables por sistemas que terminan por eliminarlos en algún momento.

Sin embargo, existen usuarios, por lo regular pagados por intereses políticos, que usan múltiples cuentas para generar la percepción de que muchas personas piensan de una forma determinada. Estos multiusuarios tienen la encomienda de amedrentar e intimidar a las personas que no piensan igual a su patrón.

Si usted escribe una crítica al presidente en su cuenta de Twitter, por ejemplo, le llegarán múltiples mensajes de supuestos fanáticos que lo descalificarán, lo insultarán con el claro objetivo de hacerlo sentir “menos” y de que no vuelva a cometer la osadía de expresarse libremente.

Existen millones de cuentas dedicadas a este fin, hay agencias profesionales que ofrecen ataques sistematizados a “no simpatizantes” con la finalidad de provocarles miedo y, muchas veces, lo logran.

¡No se deje!, las redes pueden ser un espacio maravilloso de intercambio y debate, incluso de debate ácido, fuerte, pero algunos vivales con recursos ilimitados quieren convertirla en un centro de pensamiento único.

Si usted recibe un comentario negativo, con insultos, grosero y ruin, le recomiendo lo siguiente: abra el perfil de su pequeño trol, se dará cuenta que tiene pocos seguidores o que la mayoría de sus post versan sobre el mismo tema, se dedica a hacer RT a sus líderes, etc.

¡Vamos!, es muy fácil deducir que ese perfil no es de una persona real, es una cuenta diseñada para joder, muy probablemente, pagada por algún interés político.

Use su derecho a bloquear: cuando usted bloquea al pequeño trol, éste no podrá volver a comentar sobre sus posts, que es por lo que, al final, realmente le pagan. Incluso lo obligará a tener que abrir otras cuentas que, rápidamente, podrá usted volver a bloquear.

Silenciar, a mi punto de vista, no es tan buena idea como bloquear, si bien en ambas opciones el pequeño trol puede seguir escribiendo sobre usted, en la última, el odiosito usuario no podrá ya contaminar sus posts, tendrá que hacer los propios que se alimentarán ¡con otras cuentas falsas!

Sea tolerante hasta donde quiera, usted fija las reglas.

Desde hace tiempo, decidí bloquear perfiles claramente tóxicos y fanáticos, me he divertido mucho viendo cómo crean nuevas cuentas para atacar y luego, ¡los vuelvo a bloquear!

Y eso no es intolerancia, un rico debate siempre es bienvenido, pero ¿argumentar con fanáticos?…

DE COLOFÓN.- Según el presidente eso del PIB no es ya importante, ahora debemos medir lo “espiritual”… Charlie, Charlie, ¿estás ahí?

@LuisCardenasMX

Puedes comentar con Facebook