🖊Opinión | Hacia un nuevo federalismo fiscal

Continuamos sorteando los estragos del Coronavirus, cada uno de diversas formas, unos haciendo caso omiso de las medidas sanitarias, otros, cumpliendo cabalmente con ellas, en esta lucha, el Gobernador, no ha dejado de hacernos atentas invitaciones a que las cumplamos, tampoco ha suspendido los diversos apoyos a los municipios y a sus vecinos con diversos materiales, ahora tocó el turno a la región frijolera a quienes llevó semilla de frijol para la siembra, pero el apoyo no ha dejado de fluir, en fin, corresponde a cada uno el cuidado de nuestra salud, pues de ello depende que nos mantengamos protegidos, sanos y felices, pues de ello depende también la felicidad de nuestros seres queridos y muy pronto podamos vivir con más tranquilidad, aunque hemos de aclarar, que el virus continuará con nosotros, hasta en tanto no se encuentre el antídoto adecuado, es decir, la vacuna para erradicarlo.

El gobernador José Aispuro Torres, ya había externado en otras ocasiones, la necesidad de revisar el Convenio de Coordinación Fiscal que las entidades tienen con la Federación y en el cual se consignan diversas fórmulas para que la Federación distribuya los ingresos que recauda a cada una, a través del Presupuesto de Egresos que aprueba anualmente la Cámara de Diputados. Dicho Convenio, contiene, además, las tarifas para el cobro de la Federación por la explotación petrolera y sus derivados, la producción y transmisión de energía eléctrica, todo lo concerniente a las comunicaciones y transportes, la explotación de mantos acuíferos, manantiales, etc., la minería en todas sus ramas y derivados, en fin, todo lo relacionado al uso y explotación de todo tipo de bienes.

Este Convenio se signó en la época de José López Portillo, en aquel tiempo el Convenio aparecía como lo justo para las entidades del país, sin embargo, desde hace varios años han aparecido voces pidiendo la revisión del Convenio pues ya es injusto, inequitativo, y restrictivo ya que no da ningún margen de maniobra a los gobernadores y ahora que la crisis del Coronavirus asola al planeta y ha afectado severamente la economía mundial, México ha resultado muy severamente afectado y consecuentemente, el Presupuesto Federal, provocando que los ingresos estatales sean recortados y sobre todo menores, pero además, el Presidente adoptó la política de ajustar los presupuestos estatales, pues para él su prioridad son sus programas sociales y dado que los recursos públicos federales no alcanzan para su propósito, sacó la tijera.

El gobernador Aispuro Torres ha insistido, desde que fungió como presidente municipal de la Capital, y su llamado ha sido escuchado y conjuntamente con los gobernadores panistas, levantaron la mano solicitando la revisión del documento en cuestión y ahora se han sumado otros gobernadores y sus voces llegaron hasta Palacio Nacional y fueron escuchados, el Presidente ha externado favorablemente su decisión para que ello suceda, no obstante, que inicialmente, al llamado se había negado, haciendo caso omiso y sin darle importancia.

Confiamos que su decisión no cambie pues es su estilo, pues cuando se trata de ceder, es rotundo en su negativa, pero ha mostrado su deseo de escuchar las propuestas para modificar dicho Convenio.

Esperamos que los gobernadores en bloque insistan en que se realice tal revisión y se convoquen, además, a especialistas financieros, de la hacienda y de todas las especialidades que estén relacionadas con el tema.

Pasan los días y los ciudadanos que esperan una resolución del Tribunal de Justicia del Estado, se ven afectados por la inactividad de los juzgados y demás instancias judiciales que propician la injusticia y se les prive a muchos de contar con el beneficio de una resolución justa.

Se desconoce cuál es la terquedad de no sesionar vía electrónica, como se hace en el Poder Judicial Federal en donde se han tomado decisiones importantes deliberándose por videoconferencias.

El desprestigio del Presidente del Tribunal Estatal es un hecho, hay desconfianza, sus acciones negativas son de tal peso que es imposible que las supere, ya no se puede sostener y es preciso que actúe inteligentemente y se retire con dignidad.

La pérdida de la credibilidad en esta Institución que por años se forjó, tardará mucho tiempo para que se reestablezca, ojalá la prudencia aparezca por el Palacio de Justicia.

Jorge Salum hace malabares con los ingresos y optimizarlos, pero aún la presencia del Municipio dista mucho y se espera mucho más de ellos.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook
Anuncios