馃枈Opini贸n | La 4陋 T, se desmorona

Los duranguenses vamos adelante, algunos por continuar con sus actividades cotidianas aunada a la necesidad de proveer para el sustento del hogar, s贸lo cumplen con algunas de las medidas establecidas por las autoridades de Salud. Las circunstancias han obligado que algunos negocios hayan cerrado y los dedicados al servicio, como restaurantes y fondas han implantado el servicio a domicilio para sostener la fuente de trabajo, el apoyo oportuno del gobierno de Jos茅 Aispuro Torres a los negocios que efect煤an entregas a domicilio y las que no lo ten铆an establecido, dot谩ndolas de una motocicleta, es de gran beneficio para los que deseen aprovechar la oportunidad.

Por su parte los servicios de salud en la entidad est谩n alerta y seg煤n los datos oficiales no se han presentado casos de nuevos contagios, ojal谩 as铆 continuemos y que todos nos unamos cumpliendo con las medidas que se han implantado.

La planta laboral, m谩s o menos se mantiene, aunque indiscutiblemente, se han perdido empleos.

En cuanto al desempe帽o del gobierno del presidente L贸pez Obrador, indiscutiblemente los ciudadanos de a pie que observamos las cosas realmente como son, nos lamentamos de las pobres y desatinadas medidas dispuestas ante la crisis de Salud, Econ贸mica, de Desarrollo y Petrolera.

Advertimos que, a estas alturas de la Pandemia, la 4陋. Transformaci贸n y todo lo que de ella se pretend铆a, el d铆a de hoy no aparecen y los grandes proyectos de inversi贸n, lo dicen los que saben, no tienen viabilidad econ贸mica.

El gobierno de L贸pez Obrador nos ha mentido desde que inici贸 y sobre todo su confrontaci贸n y eso de echarle la culpa a los gobiernos anteriores, ya cay贸. Envalentonado el nuevo 鈥渓铆der moral鈥, se lanz贸 contra los ricos, contra las burocracias, sin distinciones, contra los cient铆ficos, y as铆 a diario, fuetazos al animal del odio, 鈥渇if铆s鈥, 鈥渮opilotes鈥 para la prensa, contra las gaseras, violando contratos, contra los institutos nacionales, contra los programas sociales sin miramientos, contra el Estado Mayor Presidencial, ignorando m茅ritos y experiencia, contra los s铆mbolos, aunque esas comedias 鈥 el avi贸n鈥 trajeran p茅rdidas. Contra los 贸rganos reguladores, nada de autonom铆a. Centralizar el poder es la consigna. Pero cada desplante de furia provoca reacciones.

Los ofendidos se organizan, m茅dicos, cient铆ficos, universitarios, clases medias, empresarios de todo tipo, comunicadores. Es a ese pa铆s de por s铆 maltratado y herido al que le cae la pandemia y 茅l sale de nuevo a pelear contra la ciencia y los datos, a sacar escapularios. C贸mo ver谩 las cosas que en lugar de aplaudir al cuerpo m茅dico que a diario se expone, como ocurre en muchos pa铆ses, en M茅xico 鈥攑or el veneno circulante鈥 ha habido agresiones a los profesionales de la salud. Incre铆ble. Ante la pandemia deb铆a conciliar, pero eso supone reconocer que el aparato de salud creado en el pasado tiene grandes m茅ritos y capacidades. Supone buscar la concordia. No puede con ello. La t贸nica es culpar al pasado de todo, ahora sin Seguro Popular, con un tambaleante Insabi y peleado con el sector, debe enfrentar al COVID-19. De nuevo a buscar culpables, a pelear con los laboratorios y con la OPEP.

Frente a una econom铆a que se colapsa hay un protocolo de emergencia: aumentar gasto social y deuda, diferir pagos e impuestos, adelantar los adeudos gubernamentales, dar incentivos al sector privado, a las pymes y, sobre todo, cuidar el empleo. Los empresarios se lo han dicho muchas veces. Pero el Presidente no puede controlarse. A alguien deben culpar por la brutal p茅rdida de empleos. Ya preparan el escenario, los empresarios ser谩n los culpables. No entiende que sin ellos no hay salida. Oportunidades para conciliar las tiene todos los d铆as, pero no las usa, al contrario, esparce m谩s veneno. La reacci贸n social crece.

Retomo esto de Federico Reyes Heroles: 鈥淓l liderazgo se colapsa porque las mentiras y los enga帽os tienen patas cortas, no llegan lejos鈥 porque incendiaron a una sociedad que est谩 mucho m谩s organizada e informada de lo que imaginaron. Una sociedad que sigue las compras p煤blicas, las licitaciones a modo, las cifras econ贸micas y sociales. Una sociedad que pregunta y descree de la palabra presidencial, el gran instrumento de mentira y enga帽o. Ciudadanos que se bajan de los aviones donde viaja el Presidente, que exigen que se tome la temperatura antes de abordar. Se colapsa porque hablar desde La Rumorosa de los da帽os est茅ticos de la energ铆a e贸lica -en plena crisis sanitaria- es pat茅tico. Se colapsa porque esa sociedad hoy, ante las mentiras y enga帽os, est谩 m谩s alerta que nunca. Se colapsa porque pensaron que las redes sociales eran territorio exclusivo de la 4T, mostrando su desprecio hacia los ciudadanos libres. Las perdieron鈥 porque cre铆an y vend铆an la idea de que la popularidad del Gran L铆der era estable e intocable y hoy cae en picada鈥.

Puedes comentar con Facebook
Total
6
Shares
Related Posts

Thumbnails managed by ThumbPress