🖊Opinión | La Cachimba

ANIVERSARIO… Este fin de semana, los días 9 y 10 de mayo se cumplen 30 años de la visita del Papa Juan Pablo II a Durango. Se habían programado distintos eventos, algunos de ellos masivos, pero fueron suspendidos y ahora la celebración será de manera virtual.

RELIQUIAS… Uno de los eventos previstos y que se realizará sin la asistencia de público, será la inauguración del museo dedicado a Juan Pablo II, en el que se exhibirán distintas reliquias, como el reclinatorio donde oró, el crucifijo, la habitación y la cama donde durmió, la indumentaria y los ornamentos ceremoniales que usó y otros objetos de interés para los fieles católicos. Es un valioso logro del arzobispo Faustino Armendáriz Jiménez, quien se encargó de recuperar todo el contenido del museo, que estaba disperso en diferentes lugares y ahora queda como patrimonio de la Iglesia y de Durango.

VIGENTE… Un acontecimiento de esa relevancia difícilmente volverá a repetirse y muchos de los conceptos de Juan Pablo siguen muy vigentes en la actualidad; como el llamado a la solidaridad de los empresarios con los trabajadores. Sus mensajes se dieron en tres eventos principales, una reunión con los presos, una para los empresarios de todo el mundo y la ordenación de cien sacerdotes.

EN CASA… CLUB… En días recientes el Club Campestre de Durango volvió a ser noticia cuando se difundieron imágenes de socios disfrutando de las instalaciones, jugando golf y conviviendo amenamente en plena pandemia. El hecho generó una serie de reacciones entre la población y también entre los mismos socios del club.

“NOS CACHARON”… Varios días después, hasta ayer, el Consejo de Directores del club emitió un comunicado dirigido a los socios en el que les exponen su versión y su posicionamiento. Aseguran en el comunicado que se les habían restringido solo algunas áreas mientras que podían disfrutar de otras guardando la ‘sana distancia’. Hubieran podido seguir jugando golf, pero…

CONFESIÓN… Señalan en el documento que hubo comentarios porque se les negaba el servicio y que hubo algunos que abusaron de la confianza y comenzaron a asistir en grupos; que era un asunto interno que podían manejar pero que por culpa de los que abusaron pasó a ser un tema público. Y agregan un reclamo “como si las personas ajenas (al club) tuvieran interés en decirnos cómo ponernos de acuerdo y qué decisiones tomar”. Es decir que los no socios y las autoridades no deberían decirles qué hacer.

LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN… Más adelante exponen que enfrentan la situación económica general y el costo de operación del club que “no es un negocio” de alguien, que no hay utilidades, que todos los ingresos se van en sueldos, que no hay rentas, que muchos dejaron de pagar, que… y luego dice el texto que “por supuesto que podemos con esto y más, aunque les pese a quienes se refieren a nosotros como fifís”.

Puedes comentar con Facebook