🖊Opinión | La Cachimba

ANÁLISIS… La entrega de créditos del Fondo Durango a empresarios locales ha sido tema insistente en medios de comunicación y sobre todo en redes sociales, y ha sido causa de la separación temporal del cargo de Ramón Dávila al frente de la Sedeco. Sin embargo el asunto debe analizarse con más serenidad.

¿REGALO?… Un elemento que debe quedar claro es que no se trata de una dádiva o regalo como algunos quieren que parezca, sino que es un préstamo; ciertamente con mayores facilidades que la banca comercial para agilizar su entrega pero todos tendrán que pagar ese dinero en un lapso de 24 meses.

300… Otro dato es que no fue un beneficio para “unos cuantos” sino que el crédito se otorgó a 300 empresas, fundamentalmente para que mantengan su plantilla laboral y no se vean en la necesidad de despedir personal. Pero todas estas empresas debieron cumplir con una serie de requisitos y garantías para su posterior pago.

ORDEN… Para solicitar el crédito cada empresa tuvo que demostrar que está operando regularmente, que tiene empleados, que está al corriente con sus obligaciones ante el IMSS, el Infonavit y el SAT. Otro elemento que debe quedar claro es que el gobernador no otorgó los préstamos; cada solicitud fue revisada y aprobada por un comité en el cual ni siquiera el secretario Dávila tenía la facultad de decisión, sino que él era un integrante más.

DOLO… Hay un hecho relevante en este caso; pues en el sitio de la Sedeco está publicada la lista de los créditos otorgados, pero en las redes sociales ha estado circulando otra que tiene parte de reales pero que tiene también a personas que no tienen nada que ver o montos alterados. Es decir, ha circulado una lista falsa, de lo que se deprende una obvia intención de engañar, de provocar el enojo, de manipular la percepción de la gente.

INTERESES… Como resultado de la entrega de los préstamos y de la publicación de listas falsas se generaron expresiones de inconformidad, algunas muy legítimas por parte de actores que ejercen su papel de oposición crítica, pero también expresiones mal intencionadas con una línea obscura.

TRANSPARENCIA… Un detalle adicional es que son muchos quienes avalan la trayectoria de Ramón Dávila, con las mejores referencias en sus 40 años de actividad aunque quizá con ausencia de la malicia política. Por lo pronto el gobernador ha sido contundente; se investigará todo el proceso, se harán las aclaraciones pertinentes y no se permitirá ningún conflicto de interés.

Puedes comentar con Facebook