馃枈Opini贸n | La corrupci贸n en tiempos de impunidad

La corrupci贸n pol铆tica es uno de los principales problemas del pa铆s, debido a que esta pr谩ctica delictiva y organizada, regularmente no tiene consecuencias jur铆dicas porque es protegida por pactos de impunidad que han tenido vigencia durante d茅cadas, tanto en el gobierno federal como en los de las entidades federativas y municipios.

El enriquecimiento inexplicable se volvi贸 com煤n y hasta socialmente aceptado cuando de pol铆ticos y funcionarios se trata; la normalizaci贸n de que se formen peque帽as o grandes fortunas a partir de desv铆os de dinero p煤blico o del cobro de comisiones por entregar contratos a empresas predeterminadas no provoca que las secretar铆as federal y estatales de la funci贸n p煤blica act煤en y sancionen sistem谩ticamente, menos las fiscal铆as de justicia.

Los casos de los ex gobernadores se帽alados por actos de corrupci贸n gradualmente est谩n quedando en el olvido, Javier Duarte acaba de recuperar 40 inmuebles que le hab铆an sido asegurados, C茅sar Duarte sigue 鈥減r贸fugo鈥 viviendo tranquilamente en los Estados Unidos sin que nadie lo moleste; es una realidad que no hay voluntad para enjuiciar a los ex gobernadores, apenas se ha logrado detener a algunos de sus ex colaboradores en diversas entidades pero parece que no pasar谩 de ah铆.

La impunidad tan evidente que los protege se ha convertido en un estimulante para que las pr谩cticas de corrupci贸n se sigan realizando en todos los niveles y 谩reas gubernamentales, frecuentemente se documentan y se hacen p煤blicas irregularidades en todo el pa铆s pero las consecuencias no parecen cumplir con las expectativas de una sociedad que en los 煤ltimos a帽os ha sido m谩s exigente en cuanto a que se persiga y se castigue a los corruptos.

Desde hace algunos a帽os las campa帽as electorales se han caracterizado por contener un discurso anticorrupci贸n, el problema es que en la v铆a de los hechos poco o nada ha sucedido; por eso el PRI y el PAN perdieron la Presidencia de la Rep煤blica y su presencia en las c谩maras legislativas federales es minoritaria; la alternancia en los gobiernos de diversos estados y municipios se debe a las mismas causas y aun as铆, la impunidad sigue siendo m谩s fuerte que las aspiraciones de justicia que ha mostrado un electorado que cada vez conf铆a menos en los pol铆ticos y en los partidos.

La permisividad y tolerancia a la corrupci贸n estimula que tanto autoridades como ciudadanos participen y se beneficien, desde una simple infracci贸n de vialidad que puede conmutarse por un par de billetes hasta el otorgamiento irregular de contratos millonarios en que un alto porcentaje de los montos son dirigidos a pagar los costos de la corrupci贸n y de los favores recibidos il铆citamente.

Santiago Nieto, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, ha mostrado un gran activismo en sus investigaciones y un compromiso social e institucional que lo muestra como un funcionario respetable y honesto, desafortunadamente sus esfuerzos no parecen ser secundados por la Fiscal铆a General de la Rep煤blica, la cual se percibe lenta, inoperante y con poca disposici贸n para judicializar los casos de corrupci贸n; lo mismo est谩 sucediendo en los estados de la rep煤blica.

M茅xico est谩 en un punto de quiebre, en la posibilidad de cambiar al r茅gimen de complicidades que ha prevalecido las 煤ltimas d茅cadas, la interrogante es si se podr谩, si realmente existe la voluntad de sanear la pol铆tica y las instituciones; si los discursos anticorrupci贸n por primera vez en mucho tiempo se van a llevar a la v铆a de los hechos o se facilitar谩 que solo cambie la forma pero no el fondo; el arte de la simulaci贸n ha sido una de las pr谩cticas p煤blicas que m谩s ha minado la confianza de la gente en los gobernantes, en las leyes y en el sistema de institucional.

@ernestoescobosa

Puedes comentar con Facebook