馃枈Opini贸n | La Nueva Normalidad

Despu茅s de que el Gobierno de la Rep煤blica el pasado 13 de mayo present贸 un programa para retomar en forma gradual las actividades que ven铆amos desarrollando hasta antes de que se adoptaran las medidas para hacer frente a la epidemia ocasionada por el COVID-19, se va generando una percepci贸n positiva de que comenzamos a ver la luz al final del t煤nel.聽

Se trata de lo que el Gobierno Federal ha denominado 鈥淟a Nueva Normalidad鈥, lo que implica asumir que las cosas no volver谩n a ser igual, pero con el hecho de saber que se permitir谩 a los distintos sectores de la poblaci贸n irse incorporando a sus actividades sociales, econ贸micas, pol铆ticas y educativas en forma gradual y ordenada, con las medidas de seguridad correspondientes, se abre la posibilidad para un nuevo comienzo; una oportunidad para iniciar esta nueva etapa de la historia con nuevos y mejores br铆os.

Una de las nuevas herramientas que se implementar谩 dentro de este programa, es un sem谩foro que estar谩 habilitado a partir del 1潞 de junio y servir谩 para determinar cu谩les de las actividades se mantienen en activo o se suspenden.

Los significados de los colores definir谩n la indicaci贸n para cada lugar del pa铆s.

El color Rojo significa que se deber谩n aplicar medidas de prevenci贸n p煤blicas y de seguridad decididas, adem谩s de que no contempla la apertura de actividades a煤n cuando se consideren esenciales.

El color Naranja se utilizar谩 para indicar que es posible mantener actividades laborales esenciales y un n煤mero reducido de las actividades consideradas como no esenciales; una reducida actividad dentro del espacio p煤blico abierto y con el cuidado m谩ximo de la poblaci贸n vulnerable.

El color Amarillo indicar谩 la posibilidad de realizar actividades reducidas en espacios p煤blicos abiertos y cerrados, cuidado a la poblaci贸n y una reincorporaci贸n total de actividades.

Por su parte, el color Verde contempla la reincorporaci贸n total de actividades en espacios abiertos y cerrados, adem谩s de un cuidado y control de la poblaci贸n vulnerable, as铆 como el regreso a clases.

Mediante este plan del Gobierno Federal, se tienen contempladas 3 etapas como parte del proceso de reapertura:

Etapa 1, que iniciar铆a el 18 de mayo, e implica la reapertura de los municipios a quien el Gobierno denomina como 鈥淢unicipios de la Esperanza鈥, y que son aquellos que no tienen contagio y no tienen vecindad con municipios con contagio.

Etapa 2, que comprende del 18 de mayo al 31 de mayo, consiste en la preparaci贸n para la reapertura de las actividades vinculadas con la construcci贸n, la miner铆a y la fabricaci贸n de equipo de transporte, consideradas bajo la nueva modalidad como actividades esenciales.

Etapa 3, que iniciar铆a el 1潞 de junio, y consiste en la aplicaci贸n del sistema de sem谩foro por regiones para la reapertura de actividades sociales, educativas y econ贸micas.

Es importante mencionar que cada Gobierno estatal tendr谩 libre albedrio para trazar las rutas que mejor se adapten a su propia realidad pues -con esta pandemia- se volvi贸 a reafirmar que M茅xico es un mosaico de contextos y de realidades muy distintas, cada entidad tiene sus propias particularidades y sus propias necesidades.

Como ejemplo, en Durango no se tiene el nivel de impacto de la contingencia que se ha presentado en otras entidades de la rep煤blica, a煤n con ello, es necesario asumir con responsabilidad el momento y continuar con el cumplimiento efectivo de las normas que se han determinado para hacer frente a esta pandemia.

Finalmente, me parece que la sociedad debe prepararse para 鈥淟a Nueva Normalidad鈥, pues representar谩 el inicio de una etapa en la que deberemos reinventarnos, trabajar en equipo y sin olvidar los aprendizajes que habr谩 dejado este momento en la historia. Tambi茅n debemos reafirmar nuestro sentido humano, avanzar en una misma direcci贸n y elevar las suplicas por quienes han quedado y quedaran o quedaremos en este sinuoso camino marcado por la infortunada pandemia del coronavirus.

@David_ArambulaQ

Puedes comentar con Facebook