馃枈Opini贸n |聽N煤remberg. La venganza de Lozoya

En mi opini贸n, uno de los mejores circos jam谩s montados en la corta historia de la humanidad: fueron los juicios de N煤remberg, llevados a cargo por el Tribunal Militar Internacional (tan solo un pu帽ado de tiranos al mando de Churchill, intentando desviar la atenci贸n de las porquer铆as que tambi茅n hicieron) Digo que fue uno de los mejores circos pues, si bien sirvi贸 para dar paz a los supervivientes, no qued贸 en m谩s que eso: un espect谩culo que sac贸 sonrisas y l谩grimas de quienes lo siguieron m谩s de un a帽o. Entre 1945 y 1946, fueron juzgados altos mandos del partido Nazi: colaboradores, mentes maestras, ejecutores, tesoreros. Emilson Richardson Austinson fue uno de los involucrados, acaso pieza clave en el saqueo de una naci贸n sometida por violencia y por el miedo. Pudi茅ramos decir que son jaladas: 驴c贸mo no te vas a resistir a perseguir las 贸rdenes del diablo? Si bien recuerdo el Dr. Milgram fue el primero en darse cuenta. 驴Por qu茅 todos esos tipos alegaban que tan s贸lo segu铆an 贸rdenes? 驴Es que no ten铆an voluntad propia? 驴Es que su pellejo colgaba de un hilo? Ni para tanto ni para menos鈥 Usted y yo meramente somos personas: quiz谩 hayamos tenido racioncitas de poder, pero seamos honestos: nada como ser Los Duartszenegger o el mero mero Richardson Austinson, llev谩ndose millones a la bolsa. Corre un video en las redes, seguramente lo ha mirado: el famoso video del 鈥渞atero de la combi鈥. Igual y se excedieron en la fuerza o en las formas; c贸mo esperan que los culpen. Esos asaltos son su pan de cada d铆a, ahora imag铆nate lo que har铆an con los ladrones de a deveras. Si a ese pobre lo dejaron inconsciente y con el escroto ensangrentado, no me quiero imaginar lo que le har铆an a esos personajuchos鈥 a los que intentan quedarse en el trono de la presidencia. Bien lo dicen, el buen miedo no anda en burro. No sorprende que de pronto est茅n hospitalizados: nos pasa hasta a los mejores. Bien acabas de pecar y te habla el se帽or padre a que confieses tus pecados; un d铆a de repente estas al mando de la petrolera, al otro eres un t铆tere pol铆tico, si acaso una maniobra de una mente desesperada por la aprobaci贸n de un p煤blico decepcionado. Habr谩 quienes crean y digan 鈥減obrecito, solo segu铆a ordenes de los corruptos. A ese hombre regr茅senle su puesto y encierren a los otros.鈥 Poco sab铆amos que todo es lo mismo. Aquellos m谩s eruditos sabr谩n a lo que me refiero. La serpiente que muerde su cola siempre se repite. Los mayores juicios de la historia terminan en lo mismo: 鈥渆s que aquellos fueron quienes dijeron鈥 鈥渆s que hay una cadena de mando y se debe respetar鈥 鈥渆s que perd铆 toda capacidad de raciocinio, s贸lo soy un mono al que ense帽aron a mentir.鈥 Entonces el p煤blico, embelesado, levantar谩 sus cuerpos cadav茅ricos igual que en N煤remberg. Sera estruendoso el aplauso, elevaran en falsa glor铆a a los perseguidores y a los criminales. Miraran lo que nunca vieron y lo que siempre ignoraron: 鈥渆s que en serio es bueno para mentirle a la gente.鈥 鈥淓s que si te pones de su lado te llenas de dinero.鈥 鈥淓s que debemos permitir que las mejores mentes lideren el pueblo a la basura.鈥 Pondr谩n en alto el nombre de ese tal Emilio; al final, todo quedar谩 impune, pues no era culpa de uno ni del otro; solo eran corruptos se帽al谩ndose con los dedos. Nosotros solo somos espectadores, diciendo que es el juicio del a帽o y no s茅 cuanta babosada m谩s. Si a fin de cuentas todos se conocen y son cuates y hasta tienen los tel茅fonos del otro. Ahora vienen a decirnos que nadie sabe nada del dinero鈥 pero los brutos m谩s bien somos otros, pues nos mienten y hasta damos gracias y aplaudimos.

Puedes comentar con Facebook