🖊Opinión | Otro round en la pelea INE vs 4T

El Instituto Nacional Electoral (INE) ya es cliente en la Corte en el ataque legal a las acciones de la 4T, pues acaba de promover una controversia constitucional para impugnar el decreto presidencial que reduce los tiempos con los que los concesionarios privados de radio y televisión cubren en especie el impuesto.

Se trata del cambio que se emitió el pasado 22 de abril y deberá entrar en vigor el próximo 15 de mayo, con lo que se prevé disminuir los llamados “tiempos fiscales” y, en consecuencia, los espacios oficiales que tiene el Estado bajo el modelo de comunicación política previsto con la reforma constitucional de 2007, basado en garantizar un mínimo de tiempo preestablecido.

Con la medida, detalló el órgano electoral, la duración de las transmisiones se reduciría de 18 a 11 minutos diarios en canales de televisión, y de 35 a 21 en estaciones de radio. Cabe recordar que el Presidente de la República, declaró en una de sus mañanearas, que esta medida era para aliviar la economía de los concesionarios de radio y televisión en estos tiempos de crisis provocada por la pandemia y que además, su gobierno no necesita hacer propaganda.

La controversia promovida plantea una invasión a las competencias que tiene el organismo como autoridad única en la administración de los tiempos oficiales que corresponden al Estado en radio y televisión, destinados a sus fines y al ejercicio del derecho de los partidos políticos nacionales. Esto tiene como finalidad garantizar la equidad en la contienda, el trato igualitario a la difusión de ideas y que la ciudadanía ejerza su derecho a los datos en materia políticoelectoral a través del voto informado.

Así, los minutos que se reducen, multiplicados por el número de concesionarios privados, implican que 6 mil 34 anuncios se dejarían de transmitir a nivel nacional con el decreto. El INE mencionó que en el recurso presentado ante la Suprema Corte se plantea que los tiempos oficiales conforman, en su conjunto y de manera integral, un bloque normativo de constitucionalidad que rige el modelo de comunicación política.

Lo anterior, detalló a través de un comunicado, garantiza que el gobierno cuente con un mínimo de 48 minutos diarios, a fin de que el INE, como autoridad única en su administración, disponga de su totalidad en procesos electorales, así como de 12% de ese lapso en periodo ordinario. Por esta razón, se precisa en la querella, cualquier merma a ese bloque normativo viola la Carta Magna y las atribuciones del órgano electoral.

Aquí lo paradójico de todo esto, es que López Obrador, atenta en contra del modelo de comunicación política que él mismo impulsó a través del PRD, el PT y ahora Movimiento Ciudadano a raíz de las elecciones presidenciales de 2006. Ahora sí que como diría Wlfrano Torres: “yo ya no entiendo nada”.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios