馃枈Opini贸n | Pandemia de demagogia

Se tiene confianza en la autoridad
hasta que esta 煤ltima comienza a
mermar el 谩nimo ciudadano con
verdades a medias, enga帽os y asegunes.
Igual de r谩pido se puede subir que bajar
en las preferencias de la gente.
Y es que en los 煤ltimos d铆as la
emergencia sanitaria que se vive en
M茅xico ha puesto en entredicho la
cercan铆a entre el 鈥減ueblo bueno鈥 y el
r茅gimen obradorista. Han aumentado
considerablemente las dudas acerca de
la estrategia que se est谩 siguiendo para
combatir el Covid-19.
Las notas sobre protestas de
m茅dicos del sector p煤blico en distintas
entidades se extienden como p贸lvora
en pastizal. Son exigencias leg铆timas
las de aquellos que est谩n peleando en
primera fila contra un enemigo invisible
y s贸lo quieren equipos de protecci贸n
para hacer su trabajo.
El diagn贸stico tard铆o y la falta de
pruebas para detectar el Covid-19 ya han
cobrado la vida de varios profesionales
de la salud, eso sin contar a decenas
que se encuentran en cuarentena por
haber sido infectados al contacto con
casos catalogados inicialmente como
鈥渋nfluenzas at铆picas鈥.
A nadie sorprendi贸 el subsecretario
Hugo L贸pez-Gatell cuando despu茅s de
su fallida entrevista con The Economist
tuvo que aceptar en conferencia nacional
que los n煤meros en la calle pudieran ser
mucho m谩s grandes de los que d铆a con
d铆a se ha venido anunciando.
Tambi茅n cay贸 como balde de
agua fr铆a cuando se hizo p煤blico que
M茅xico hab铆a vendido a inicios de a帽o
suministros m茅dicos a China, mismos
que hoy compra de regreso con suma
urgencia, en tandas y a sobre precio.
Cuando las justificaciones empiezan
a ser cabezas de notas period铆sticas las
cartas ganadoras parece que cambian
de mano. En el discurso, el presidente
L贸pez Obrador sigue con su ataque
a quienes considera conservadores,
neoliberales, corruptos y vende patrias.
Ese estribillo lo conoce bien el
pueblo de M茅xico, s贸lo que a diferencia
de muchas otras veces en las que ha
permeado, hoy la preocupaci贸n por los
alcances que pudiera llegar a tener la
epidemia no son exagerados.
Los mexicanos exigen acciones
contundentes de protecci贸n. Mucho
tiene por hacer el gobierno, ya que a la
crisis sanitaria se suma la econ贸mica
que ya empieza a resentir el bolsillo de
los mexicanos. Basta de carretadas de
demagogia ma帽anera, los ciudadanos
necesitan certezas.
Twitter: @Mik3_Sosa

Puedes comentar con Facebook