馃枈Opini贸n | Pobreza y Covid-19 (脷ltima parte)

El Consejo Nacional de Evaluaci贸n de la Pol铆tica de Desarrollo Social (Coneval) realiz贸 un estudio titulado La pol铆tica social en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 (Covid-19) en M茅xico, con la intenci贸n de medir el impacto de la pandemia en la poblaci贸n vulnerable del pa铆s; en ese sentido, desde hace tres semanas se entreg贸 la primera parte en la cual se dio a conocer el comportamiento de la poblaci贸n en situaci贸n de pobreza y pobreza extrema de 2008 a 2018, dos semanas atr谩s se dio a conocer el impacto de las crisis econ贸micas de 1994 y de 2008 en dicho segmento de poblaci贸n; mientras que la entrega anterior se dieron a conocer la carencia de acceso a los servicios b谩sicos de salud, vivienda y agua. Es necesario precisar en cada ocasi贸n que se presenten estad铆sticos sobre la pobreza, que las cifras nunca se deben considerar con simples datos, la pobreza son personas que desafortunadamente padecen carencias econ贸micas, materiales y sociales, peor aun, bajo ning煤n modelo econ贸mico en el mundo, la pobreza ha dejado de existir.

Uno de los riesgos m谩s importantes por el Covid-19 se encuentran en la reconfiguraci贸n de la distribuci贸n del ingreso de los hogares y la profundizaci贸n de la pobreza y la desigualdad, las cuales ya presentaban niveles elevados en M茅xico. El Coneval busc贸 estimar los efectos potenciales que la actual coyuntura podr铆a generar en los niveles de pobreza por ingresos de la poblaci贸n mexicana. En t茅rminos generales, se estima que los efectos de esta crisis sanitaria se traduzcan en un incremento en la poblaci贸n en situaci贸n de pobreza por ingresos de, al menos, 7.2 y hasta 7.9 puntos porcentuales, siendo el peor escenario aquel en el que la poblaci贸n m谩s afectada es aquella que se encuentra en pobreza urbana. El aumento de la pobreza extrema por ingresos, en el escenario m谩s conservador es de al menos 4.9 puntos porcentuales, lo que se traducir铆a en por lo menos 6.1 millones de personas. Particularmente, una mayor incidencia de pobreza urbana puede estar asociada con una mayor profundizaci贸n de los efectos de la crisis, puesto que la velocidad de propagaci贸n de la Covid-19 y sus efectos sobre la actividad econ贸mica son mayores en contextos urbanos. La reducci贸n en el ingreso tiene consecuencias directas en la poblaci贸n que se encontraba por arriba, pero muy cerca de las l铆neas de pobreza por ingresos y que, por efecto de la crisis, podr铆an ser m谩s propensas a transitar a una situaci贸n de pobreza por ingreso. Si bien es cierto que las acciones del gobierno, a trav茅s de las transferencias a los hogares de menor ingreso, son muy importantes para contener el aumento en la pobreza, tambi茅n es necesario considerar estrategias gubernamentales dirigidas a proteger a aquella poblaci贸n que en 2018 no se encontraba en condiciones de pobreza o vulnerabilidad, pero que, por causas de la crisis actual, no solo tendr谩 afectaciones en su ingreso, sino que podr铆a enfrentar condiciones de vulnerabilidad o pobreza.

Adem谩s de los posibles efectos en la pobreza, es necesario considerar que un sector de la poblaci贸n que deber谩 afrontar esta pandemia con mayores desventajas son las mujeres. De acuerdo con la Comisi贸n Econ贸mica para Am茅rica Latina y el Caribe (CEPAL), se estima que las mujeres representan 72.8 por ciento del total de personas ocupadas en los sistemas de salud en Am茅rica Latina, para las cuales las condiciones precarias de trabajo que se vuelven extremas con el aumento de horas laborales y el riesgo de contagio. Es relevante resaltar que en la desaceleraci贸n econ贸mica anterior a 2009, si bien el PIB del pa铆s inici贸 una recuperaci贸n en el primer trimestre de 2010, en 2019 la poblaci贸n en pobreza laboral (mayor a 37 por ciento) segu铆a en proceso de recuperaci贸n (33.1 por ciento de pobreza laboral el cuarto trimestre 2007) diez a帽os despu茅s de esta ca铆da en los ingresos laborales de la poblaci贸n.

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

Puedes comentar con Facebook