🖊Opinión | Si no es por las buenas, tal vez será por las malas

No se comprende la manera de actuar de una buena parte de la sociedad a la que las recomendaciones de las autoridades sanitarias las tiene sin cuidado, los números no mienten, simplemente de la noche del sábado a la madrugada del domingo, el Juzgado Cívico Municipal atendió 40 reporte de ruido excesivo en “festejos caseros” en donde lógicamente la concentración de personas era una de las características de estas reuniones y ya de la sana distancia, mejor ni hablar.

A pesar de que en la mañana del domingo, las autoridades de la dirección de Seguridad Publica Municipal llevó a un numero similar a realizar servicio comunitario a la vialidad perimetral Ferrocarril, parece que  ni a jóvenes ni a adultos les preocupa mucho la situación que se vive en Durango, estamos en plena Fase tres de esta pandemia y mientras las autoridades buscan la manera de que la gente permanezca en sus casas, de evitar al máximo la concentración de personas, a otros poco les importa, tratan de seguir su vida como si nada pasara, poniendo en riesgo la salud de la población en general, algo realmente lamentable.

Ante situaciones extremas, el gobernador del estado José Aispuro Torres tomo la determinación de implementar medidas extremas, a partir de este lunes n Durango ya es obligatorio quedarse en casa, ante la desobediencia generalizada no queda de otra para los gobiernos, a final de cuenta, serán esos que no hicieron caso los que van a culpar a las autoridades en caso de que llegue a presentarse un contagio masivo del virus, de la saturación de hospitales, principal preocupación de las autoridades ante esta pandemia, estadísticamente se acerca lo más difícil de la contingencia la cura de contagios sube de manera vertiginosa, tal como ocurrió  en los países en donde hoy se cuentan miles de muertos.

Es evidente que ningún gobierno está preparado para hacer frente a un determinado numero de contagios, por ello se dan a conocer  una serie de medidas que entran en vigor a partir de hoy 27 de abril y que están contempladas en el Decreto de Salubridad  General para tratar de salvaguardar al máximo la salud  la vida de los duranguenses, entre estas medidas se destaca, el uso obligatorio del cubrebocas, las personas lo tienen que usar desde el momento de salir de sus casas, en el transporte público o particular, además de esto  no se permite viajar a mas de tres personas en los vehículos, y en el caso de las camionetas, solo lo podrá hacer dos personas en la cabina, todo tipo de eventos o congregación de personas quedan suspendías, los negocios considerados no esenciales tienen que permanecer cerrados, para lo cual se redoblará la vigilancia del personal de las dependencias encargadas, lo mismo sucederá en los filtros sanitarios, los cuales están instalados en las entradas de esta ciudad capital, aunque antes que todo, hay que hablar de la corresponsabilidad ciudadana, es injusto que mientras que en estos momentos un gran número de personas por obligación tengan que estar en las calles, en clínicas y hospitales, haya quien por gusto siga paseándose por todos lados, en reuniones, en fiestas y convivios, la vida es así, parece que lo más difícil de la pandemia se avecina y si no es por las buenas, tal vez entendamos por las malas.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios