馃枈Opini贸n |聽Solemnidad de la Sant铆sima Trinidad

Yo soy el Se帽or, el Se帽or Dios, compasivo y clemente

Ex 34, 4-9

Este domingo celebramos la Solemnidad de la Sant铆sima Trinidad. 驴Por qu茅 la Iglesia celebra este Misterio? Para recordarnos que Dios en su gran Sabidur铆a quiso revelarnos la esencia de su Ser: Dios es Amor.

En una sociedad que se muestra desilusionada con un concepto lejano de divinidad, es urgente mostrar el rostro del Dios Vivo y Verdadero, el Dios que nos ha mostrado nuestro Se帽or Jesucristo, el Dios que es AMOR. Hacerlo desde la experiencia personal del predicador o del misionero, que comparte quien es Dios, no solo en teor铆a, sino como Dios amor ha actuado en su vida, y como le ha transformado.

Porque 芦Tanto am贸 Dios al mundo, que entreg贸 a su Hijo 煤nico, para que todos los que creen en 茅l tengan vida eterna禄 (cf. 3, 16). Esta es nuestra fe, esta es la fe de la Iglesia, y esto tiene implicaciones concretas en nuestra forma de vida.

Dios es Trinidad, Dios es comunidad, Dios es amor, y 脡l nos ha mandado que nos amenos los unos a los otros como 脡l nos ha amado, Pero 驴Es realmente posible creer y amar a Dios aunque no se le vea? Es verdad que nadie ha visto a Dios jam谩s, entonces 驴c贸mo podremos amarlo?.

La Palabra de Dios nos ilumina cuando afirma: 芦Si alguno dice: 鈥樷榓mo a Dios鈥, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve禄 (1 Jn 4, 20). La fe en Dios que es amor exige la inseparable relaci贸n entre amor a Dios y amor al pr贸jimo. Ambos est谩n tan estrechamente entrelazados, que la afirmaci贸n de amar a Dios es en realidad una mentira si el hombre se cierra al pr贸jimo o incluso lo odia. Esto implica que el amor del pr贸jimo es un camino para encontrar a Dios, y que cerrar los ojos ante el pr贸jimo nos convierte tambi茅n en ciegos ante Dios.

Nuestra fe tiene un car谩cter social, cuando participamos de la Misa, fuente y culmen de la vida cristina, yo quedo unido al Se帽or como todos los dem谩s que comulgan 芦El pan es uno, y as铆 nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan禄, dice san Pablo (1 Co 10, 17). La uni贸n con Cristo es al mismo tiempo uni贸n con todos los dem谩s a los que 茅l se entrega. No puedo tener a Cristo s贸lo para m铆; 煤nicamente puedo pertenecerle en uni贸n con todos los que son suyos o lo ser谩n. La comuni贸n me hace salir de m铆 mismo para ir hacia 脡l, y por tanto, tambi茅n hacia los dem谩s hermanos.聽

Hermanos, queda claro que el amor al pr贸jimo enraizado en el amor a Dios es ante todo una tarea para cada fiel, pero lo es tambi茅n para toda la comunidad eclesial, y esto en todas sus dimensiones. La Iglesia, como comunidad ha de poner en pr谩ctica el amor. Una tarea personal y comunitaria. Pero el amor necesita tambi茅n una organizaci贸n, como presupuesto para un servicio comunitario ordenado.聽

Por esta raz贸n, en medio de esta emergencia sanitaria que ha ocasionado y ocasionar谩 un sin fin de problemas, a la de la Palabra de Dios y en torno a esta Solemnidad de la Sant铆sima Trinidad, quiero invitar a los sacerdotes de nuestra Di贸cesis, a todos los agentes de pastoral, y a todos los hombres de buena voluntad, a estar atentos a las necesidades de nuestros hermanos, que la creatividad propia del Esp铆ritu Santo siga ilumin谩ndonos a todos y haciendo de nuestras comunidades centros de apoyo, acogida y solidaridad en estos momentos dif铆ciles.Siendo sensibles, en medio de las carencias,a pensar que hay otros hermanos con m谩s necesidad.

Pero es muy importante que la actividad caritativa de la Iglesia mantenga todo su esplendor y no se diluya en una organizaci贸n asistencial gen茅rica; la caridad no ha de ser interesada, es decir, un medio en funci贸n de lo que hoy se considera proselitismo. El amor es gratuito; no se practica para obtener otros objetivos. El cristiano sabe cu谩ndo es tiempo de hablar de Dios y cu谩ndo es oportuno callar sobre 脡l, dejando que hable s贸lo el amor, solo el testimonio de las obras, para ser testigos cre铆bles en nuestra comunidad.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios