馃枈Opini贸n | Tiempos de historia

En el mundo contempor谩neo, la reacci贸n de quienes se oponen a los cambios sociales, ha sido la misma, desde la India con el asesinato de Gandhi, al continente africano con Patricio Lumumba en el Congo y Mandela en Sud谩frica, y Chile con la muerte de Salvador Allende. Los m茅todos democr谩ticos para transformar los modelos sociales, pol铆ticos y econ贸micos cobraron miles de v铆ctimas. Los m茅todos de los conservadores tambi茅n cambiaron.

En los a帽os cincuentas, sesentas y ochentas, se crearon los caciquismos latinoamericanos. En M茅xico, El Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue un partido que impidi贸 el desarrollo democr谩tico, incluso con la violencia de estado, como sucedi贸 en los intentos democratizadores del sindicalismo, los movimientos estudiantiles y las luchas campesinas. En los a帽os setentas, arrasar铆an las luchas democr谩ticas en el continente con gobiernos militaristas, y represiones brutales. Los gorilas se apoderaron de los pa铆ses, se sostuvieron con la mano dura, apoyados por los gobiernos y el ej茅rcito de estados unidos que proteg铆a el saqueo de las materias primas.

A nivel continental, en los setentas se intent贸 abrir espacios democr谩ticos tanto por la guerrilla urbana como por la campesina, fracasaron por su falta de cohesi贸n interna, su deficiente preparaci贸n ideol贸gica, su d茅bil enlace popular y su pobre log铆stica, tambi茅n, por la ferocidad con la que el estado los persigui贸, tortur贸 y asesin贸, con el aplauso y el reconocimiento de la derecha actual.

Cerrada toda posibilidad por la v铆a democr谩tica, la lucha social se hab铆a disuelto con la creaci贸n de partidos, cooptados por el estado, corrompidos, obstaculizaron la organizaci贸n de la lucha popular, incluso, actuaron como esquiroles, siempre con el argumento de que la lucha deber铆a ser pol铆tica.

El modelo neoliberal encontraba una posibilidad de ponerle maquillaje al monopolio pol铆tico creando un sistema bipartidista tipo Estados Unidos. El proyecto era crear relevos en el poder, con solo el PAN y el PRI, sin que hubiera transformaciones de fondo. Esto garantizaba la continuidad de un gobierno oligarca basado en la concentraci贸n de la riqueza y la generaci贸n de extrema pobreza, y que la clase pol铆tica no solo conservara sus privilegios, sino que los aumentara.

El monopolio del poder llevo a la clase pol铆tica al deterioro absoluto, su control social por la v铆a de la cooptaci贸n, de corrupci贸n o de la violencia, les gener贸 una seguridad de tener el poder por todo este siglo, incapaces de ver la indignaci贸n social silenciosa, que esper贸 una sola oportunidad para detonar.

Los enormes franjas sociales oprimidas, carentes de derechos reales, empobrecidas, segregadas y manipuladas, esperaban un l铆der. El m谩s seri贸 intento de quitar el modelo corrupto, fue en las elecciones presidencial de 1988, se impuso el candidato del PRI Carlos Salinas de Gortari, su oponente, Cuauht茅moc C谩rdenas, del PRD, rehus贸 usar el movimiento social y se desarticul贸 la protesta, pero no la inconformidad.

Un l铆der social, proveniente del mismo PRI, se enfrentaba a los interese petroleros en su natal Tabasco. Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, entend铆a las ra铆ces m谩s profundas de la inconformidad, interpretaba la realidad social y lo fundamental, regresaba la esperanza de un pueblo dolido.

En las elecciones del 2018, el l铆der al que robaron triunfos,calumniaron, reprimieron, gan贸 la presidencia de la rep煤blica, hoy, construye un nuevo modelo, y sigue con impresionante apoyo popular. Sin duda vivimos tiempos de historia. O no.

Puedes comentar con Facebook