🖊Opinión | Un “omelet” para acompañar la pandemia

Juan Carlos Chávez

Si lo que quería el diputado José Antonio Ochoa Rodríguez eran sus cinco minutos de fama, logró superar su objetivo con creces, tal vez serán cinco o más días en los que se siga comentando su “puntada” de entregarle a la diputada morenista Sandra Amaya una cartera de huevos como una medida de protesta por el supuesto incumplimiento de un acuerdo entre partidos para que Acción Nacional presidiera el último año de esta legislatura la Junta de Gobierno y Coordinación Política en el Congreso del Estado, y siendo más específicos, él en particular.

Mucho se ha hablado ya de lo que el diputado quiso decir, tal vez no directamente a Sandra Amaya, pero en este caso –según el panista- por cuestión de espacio en el escritorio que ocupan los integrantes de la Comisión Permanente,  ahí los tuvo que poner, bueno, colocar, para no hacer más grande este supuesto “malentendido”, que gracias a la idea de Ochoa, se entendió más allá de lo entendible, la falta de…valor por parte de algunos diputados, se dice que de Morena, del PT y del PRI, para que sea Acción Nacional quien cierre los trabajos de la Sexagésima Octava Legislatura, en el 2021, año en el que se renovará esta cámara y qué mejor que tener el control político desde esta Junta de Gobierno.

Los adversarios políticos del diputado panista, en especial las del género femenino, prácticamente lo crucificaron y lo desahuciaron de cualquier aspiración que pueda tener, su disculpa pública no les convenció, de ninguna manera lo iba a hacer, tal vez esperaba a un diputado arrodillado y llorando, pero vieron a una persona –a juicio de muchos- con la misma actitud, aseguran que más que disculparse, trató de justificarse, lo cierto es que José Antonio Ochoa no tiene fama de pendenciero, de altanero o de misógino, lo cierto es que se equivocó, no una sino dos veces, por ello el dicho de “ya no le muevas porque va a oler más feo”.

Pero que sea el fin de su carrera política es algo bastante alejado de la realidad, hay que recordar cómo llegó al Congreso del Estado, fue uno de los pocos candidatos que soportó la oleada morenista y es –a pesar de todo- uno de los legisladores que se salvan en esta legislatura, por lo pronto la diputada Sandra Amaya, tal como lo había anunciado, acudió al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana a presentar una denuncia en contra de Ochoa Rodríguez por violencia política en razón de género, la respaldaron varias de sus compañeras y regidoras de diferentes fuerzas políticas, porque en estos momentos –dijeron- los colores no importan, se quedaron atrás las diferencias partidistas, aunque como dice el dicho, “podrán destrozarse, pero nunca hacerse daño”, la denuncia esta presentada, ahora hay que esperar a ver lo que sucede, en cuánto tiempo y cuánto les da mediáticamente a muchos que simplemente se colgaron de este hecho.

Algo más…

Bastante revuelo causó entre los habitantes de esta capital la declaración que hizo el titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil, Guillermo Pacheco Valenzuela sobre la entrada en vigor este viernes 4 de un “No Circula”, a pesar de que esto se trató en el Consejo Estatal de Seguridad, y que estaba en veremos, Pacheco Valenzuela lo soltó sin más ni más, tomó por sorpresa a todos, incluyendo al alcalde de la capital quien empezó a recibir un  “fuerte” tiroteo en las redes sociales sin deberla, ante esto es evidente que las autoridades se encuentran desesperadas e irritadas por la actitud de los duranguenses ante esta pandemia, ya nadie está en casa y al parecer no hay manera ni medida para convencerlos de que ahí se queden.

 

Puedes comentar con Facebook