🖊Opinión | Un perfil joven para el Distrito 04 federal

Con una Cámara de Diputados a su favor, las “pretensiones y tentaciones” de Andrés Manuel López Obrador son cosa de todos los días, puede hacer y deshacer sin el contrapeso que le significaría un Congreso de oposición, de ahí que este país esté a merced de sus ocurrencias, quienes están conscientes de esto y más allá de apasionamientos “chairos o fifís” saben de la necesidad de equilibrar las fuerzas políticas en México, de poner un freno a un presidente que poco a poco se va perdiendo en el poder, con decisiones erróneas, con caprichos que ni sus colaboradores son capaces de atajar, por más mal que vaya México, prueba de ello su regreso a los escenarios, a sus giras presidenciales, justamente en uno de los momentos más peligrosos por la pandemia del Coronavirus.

Por ello, los partidos políticos buscan desde ahora a sus mejores cuadros, no deben de perder la oportunidad de lograr este mencionado equilibrio en el Congreso de la Unión en la elección del próximo año, ahorita no hay para “lujos”, tiene que ser una elección inteligente, sin los caprichos que tanto critican y sin las clásicas imposiciones que les han costado derrotas tan caras como la que todos estamos padeciendo, con un cúmulo de senadores, diputados federales y locales llegados a las cámaras por obra de Dios, muchos de ellos registrados para cumplir el requisito, convertidos hoy en los peores representantes ciudadanos en la historia de México.

Ante estos tiempos, y las nuevas formas de gobernar, quienes generalmente aspiran lo van a pensar dos veces, los integrantes de las cámaras alta y baja sufren del desprestigio y del rechazo ciudadano que ya de por si arrastraban desde hace algunos años, aunque está más que comprobado que no importa porque partido llegue, quien es corrupto, ineficiente, incapaz, deshonesto, embustero y demás, lo seguirá siendo esté donde esté, eso ya no se quita como una simple gripa.

Antes de que llegara la aplanadora morenista, los partidos políticos empezaron a dar oportunidad  -como debe de ser-  a nuevos cuadros, varios de ellos llegaron y demostraron su interés por servir al ciudadano y hoy levantan la mano para pedir continuar con su carrera política, por el Distrito 04, Mar Grecia Oliva Guerrero no especula con su intención de ser parte de los contrapesos que se requieren actualmente en México, su participación en el congreso local no pasó desapercibida, defensora incansable de las mujeres, de las trabajadores, de las madres de familia, de las madres solteras,  de las niñas y de las jóvenes, de los niños sin pensión alimenticia, de los integrantes de la comunidad de la diversidad sexual, pero también de su ciudad, de las instituciones y de las escuelas, defensora férrea de la Universidad Juárez del Estado de Durango, la cual a su manera de ver, estuvo secuestrada por años, etapa en la que  inclusive cayó a los lugares más bajos en cuanto a su calidad educativa, enemiga del uso del plástico, de los popotes y de todo lo que afecte al medio ambiente, aunque siempre con la conciencia de que esto no se puede cambiar con simples decretos, sino con la participación de todos.

Desde el espacio que hoy ocupa en la dirección de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Mar ha tenido la oportunidad de conocer el trato que da el presidente de la Republica a esta entidad, de los recortes presupuestales, de la eliminación de programas y tal vez de situaciones más serias que demandan los contrapesos, su capacidad está más que demostrada, y  como siempre, se dice lista para lo que venga.

Puedes comentar con Facebook