🖋️ Opinión | Lozoya sabe demasiado

El caso de Emilio Lozoya se ha venido manejando de una forma muy peculiar, distinto a como se le ha acostumbrado a los mexicanos en los últimos años, es decir, con estridentes presentaciones en los medios de comunicación de los detenidos mientras algún funcionario daba una semblanza del presunto delincuente; ha habido tanta discreción que hasta el momento no se ha publicado una sola imagen de Lozoya en territorio mexicano.

Este personaje y lo que sabe son de suma importancia en la lucha anticorrupción, precisamente, porque conoce a la perfección quienes participan en esas redes, cómo se financiaban y la manera en que operaban, además, de quiénes han sido los beneficiarios de los negocios ficticios y de los sobornos que fluían para comprar voluntades políticas opositoras y cuando se documente que parte de ese dinero ilícito llegó al PRI, será prácticamente imposible que puedan conservar su registro como partido político.

De todos los tipos de mafias que existen, las más corruptoras son las políticas, porque usan a las instituciones, “la legalidad” y el poder del estado para beneficiarse del dinero público y en grandes cantidades, según las cifras que se han dado a conocer; en el caso de la Reforma Energética los mayores costos no fueron en los sobornos que afirma Lozoya le entregó a varios legisladores para que votaran a favor la reforma constitucional, sino los 2000 millones de pesos que pagaron para sostener una campaña mediática justificatoria.

Los personajes involucrados en esta red de corrupción no son del montón, estamos hablando de empresarios y políticos muy poderosos, ex secretarios de estado, ex legisladores, incluso Lozoya ha mencionado a Enrique Peña Nieto y a Felipe Calderón; dos de los ex presidentes cuyas administraciones han sido de las más cuestionadas, precisamente, por actos de corrupción.

Evidentemente el Abogado de Emilio Lozoya ha sabido negociar muy buenas condiciones para su representado a su regreso a México, la estrategia de litigar su extradición desde España y luego allanarse, al parecer tenía como objetivo ganar tiempo para llegar a un buen acuerdo con la FGR; lo cierto, es que el ex director de PEMEX no tiene muchas opciones porque cometió la torpeza de involucrar a sus padres y a su esposa en las transferencias irregulares de dinero, no olvidemos que su madre fue detenida en Alemania y luego liberada.

Las declaraciones de Lozoya y las pruebas que aporten los documentos, relaciones de transferencias y los videos que dice poseer, son tan importantes para México como las confesiones que hizo Joe Valachi sobre la mafia Italiana en los Estados Unidos, ya que por primera vez alguien de los de adentro, de los que conocían cómo se manejaba todo, empezó a hablar ante los jueces y Lozoya, uno de los grandes beneficiarios de la corrupción, es el primer “pez gordo” de la mafia política mexicana que está dispuesto a decir todo lo que sabe para salvarse a él mismo y a su familia.

Más allá de las detenciones de Genaro García Luna y de César Duarte, lo que eventualmente aportará Emilio Lozoya da para que se detone por primera vez un “Maxiproceso” en que se pueden enjuiciar a decenas de políticos, empresarios, funcionarios, banqueros y financieros que facilitaron el saqueo de PEMEX disfrazándolo de una “Reforma Estructural”.

@ernestoescobosa

Puedes comentar con Facebook