🖋 Opinión | El otro México…

Marco Antonio Espinosa López

“El otro México que aquí hemos construido, en este suelo que ha sido territorio nacional; es el esfuerzo de todos los mexicanos y latinoamericanos que han sabido progresar.” – y ahora qué traes we; andas muy contento entonando a los Tigres del Norte ¿o qué? -.
No traigo nada mi Alter, pero me acordé que hace muchos años esa canción me gustaba. No podía imaginar lo que era pasar por una situación por la que pasan cientos, miles o millones de nuestros paisanos por las tierras estadounidenses. No me imaginaba lo que era ser discriminado por ser de otras tierras, por ser de otro color, o por ser y/o pensar diferente.
– Sí mi cabeza de bola de billar; debe ser bien gacho pasar por esas circunstancias. Alejado de tus costumbres, de tus seres queridos y de tus amigos. Pero ¿A qué viene todo esto mi capataz? -.
Pues te digo que me hizo recordar que antes solamente podías imaginarte esas situaciones, y lo más cercano eran nuestros paisanos que cruzaban de ilegales hacía el vecino país del norte; sin embargo, ahora, desde el 1 de diciembre de 2018, parece que ya no tendremos que imaginarnos nada; ya no tendremos que cruzar la frontera norte de mojados, pues aquí, en nuestro propio país, entre nuestra misma gente, las cosas se han ido convirtiendo en todo aquello de lo que antes nos quejábamos.
– Achis, por qué lo dices -. A poco no los has notado Barbaján. Ahora ya no es necesario salir del país para vivir todas esas discriminaciones, agresiones, insultos; aquí mismo te llegan por todos lados, principalmente en las famosísismas “benditas redes sociales”. – Bueno yo lo vivo todos los días contigo we y no me ando quejando… -; no es lo mismo Alter.
De verdad parece que estamos en otro México muy distinto. Pero que se puede esperar si el mismo personaje que dice ser presidente es quien se ha encargado de generar esa división entre mexicanos con sus constantes peroratas…; – ¿quién son ratas? -. Peroratas, todo lo que hace López Obrador en sus mañaneras, son peroratas, discursos largos y repetitivos sin ninguna sustancia…; – ¡Oh! Ya entendí ¿Esas dos horas de choro que me haces ver de lunes a viernes son peroratas? -. Así es Alter. – Y lo tuyo es masoquismo verdad, y me llevas entre las patas -. Ya no te quejes.
Te decía que todos los benditos días, todos hemos hecho que se marque más esa división. Obrador con su clara obsesión de seguir descalificando todo aquello que suene a “adversarios”, todos aquellos que “me quisieron destruir políticamente”, nos sigue instando a, unos a atacar y otros a defender y viceversa. Parece ser que tantos años que anduvo haciendo campaña, no le sirvieron para conocer a fondo la varadera realidad de este lacerado país. No le fue suficiente para darse cuenta de cuál era el posible remedio para tantas enfermedades…; – Oye we, pero él decía que sí. Recuerdo que decía que desde el primer día de su gobierno iba a comenzar a cambiar todo -. Pues eso decía mi Alter; pero ya ves que no ha sido así. No al menos como tanto lo anduvo vendiendo.
Prosigo. Y no le fueron suficientes casi 20 años para poder encontrar, si no la solución, porque nadie tiene la varita mágica, por lo menos una estrategia que, en los hechos funcionara y ya vemos que no es así. Todo parece indicar que su estrategia es la de divide y vencerás.
Su discurso ya desgastado, parece ser que es lo único que se pudo aprender a la perfección. Y todo gira en torno al pasado, a los anteriores gobernantes, a los actos de corrupción que se han señalado cada día, pero muy pocos responsables de esos actos de corrupción han pagado por sus acciones.
Se continúa incitando al odio entre los mexicanos. Los unos, los “chairos” se enardecen con cada señalamiento fundado o infundado que pronuncia el presidente en contra de los otros, los adversarios, los fifis, los de la prensa sicaria, chayotera, los conservadores, los que extrañan los privilegios, etcétera. Nos hemos convertido en todo, menos en un país en donde de verdad se busque la unidad. – Pues claro que no we; si este señor sigue con sus peoresratas todos los días…-; peroratas Alter. – No, peoresratas parecen todos los que le siguen el juego a todo lo que dice y hace, sobre todo, sus peoresratas que llegaron junto con él a darle al país en la madre -. Ya cállate Pelafustán. – No le saques we; tú empezaste la canción y yo la termino “Cuando han sabido que obrador no ha dividió
ni impulsado a sus borregos; para poder atacar. O que el preciso no nos trate como extraños, sin cruzar el río bravo, eso nunca lo verán” -. Ya vámonos.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios