1913: Génesis del Ejército Mexicano

REFLEXIONES HISTÓRICAS

Por: Hermilo González Olivas

  • Carranza reivindicó el orden constitucional.
  • Carranza crea el Ejército Constitucionalista.
  • Misiones constitucionales del Ejército.
  • Tareas estratégicas del Ejército.
  • El Ejército es institucional y apolítico.
  • El Ejército es constructor de la paz y no represor.
  • ”El Ejército es pueblo uniformado”: el presidente.

Dice nuestra historia, que el 18 de febrero de 1913, el usurpador Victoriano Huerta –después de quebrantar la voluntad del Senado de la República- se comunicó telegráficamente con todos los gobernadores y comandantes militares de los Estados sub nacionales, para decirles que había asumido la presidencia de la República. Ante tan funesto y espurio acontecimiento, el entonces gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza, convocó al Congreso de su Estado y le solicitó facultades extraordinarias para oponerse al golpe de Estado y constituir un ejército popular, con el propósito de arrojar del poder al usurpador Huerta y reestablecer el Estado de Derecho y con ello el orden constitucional. Fue así que, reunidos en la Hacienda de Guadalupe, Carranza enarboló la bandera de la Revolución Maderista y el 19 de febrero de 1913 creó el Ejército Constitucionalista para continuar la lucha armada. Este ejército del pueblo se integró con tres cuerpos armados: la llamada División del Norte comandada por Francisco Villa, por el Ejército del Noroeste, comandado por Álvaro Obregón; y el Ejercito del Noreste, comandado por Pablo González. Como sabemos, después de cruentas batallas libradas contra el Ejército Federal Huertista y sus aliados; finalmente, en la cruenta y decisiva batalla de Zacatecas, las fuerzas Constitucionalistas de la División del Norte, dirigidas por su comandante el Gral. Francisco Villa -más las fuerzas de Pánfilo Natera y de Domingo Arrieta- en junio de 1914 aniquilaron al Ejército del usurpador. Luego, el 13 de agosto de ese año de 1914, se firmaron los Tratados de Teoloyucan, en los cuales se estableció la disolución del Ejército Federal.

Este 19 de febrero de 2022, la celebración del Día del Ejército se llevó acabo en la Hacienda de Guadalupe del Estado de Coahuila. En este evento destacan los discursos del presidente Andrés Manuel López Obrador y del Secretario de la Defensa Luis Crescencio Sandoval González.

DISCURSO DEL PRESIDENTE.- El presidente Andrés Manuel López Obrador, hizo un resumido pero profundo análisis histórico sobre la significación democrática e institucional de nuestro ejército – y en general de nuestras fuerzas armadas-; pues surgió para reestablecer el Estado de Derecho ante la ruptura provocada por aquel funesto golpe militar que buscaba recuperar los privilegios de la oligarquía porfirista. También hizo un reconocimiento a nuestras fuerzas armadas, no solo por el cumplimiento cabal de sus Misiones Constitucionales; sino también por las tareas de apoyo a la población civil que han venido desempeñando desde la creación del PLAN DN-III-E de 1965. Resaltó el profesionalismo y entrega en el apoyo logístico al Plan Nacional de Vacunación y la reconstrucción de hospitales abandonados, para ponerlos al servicio de las personas que han padecido la enfermedad del COVID-19. También reconoció el trabajo de los ingenieros militares en la construcción del aeropuerto “Felipe Ángeles”, tanto por su capacidad técnica como por la eficiencia que ha permitido la optimización de los recursos del erario público. Como una convicción de su gobierno, nos hizo saber que nuestras fuerzas armadas jamás serán utilizadas para reprimir al pueblo de México, como sí ocurrió por órdenes de la autoridad civil, en otros sexenios –como olvidar el 68-. También hizo una tajante afirmación ”MÉXICO YA NO ES TIERRA DE CONQUISTA NI DE RAPACIDADES”.

DISCURSO DEL SECRETARIO DE LA DEFENSA.- Por su parte, el Secretario de la Defensa, el Gral. Luis Crescencio Sandoval González, hizo una narrativa de la transformación institucional de nuestro ejército, desde su creación en 1913 como ejército constitucionalista, luego a partir de 1917 como ejército Nacional y desde 1948 como Ejercito Mexicano. Mencionó las virtudes que debe tener el soldado mexicano: de patriotismo, lealtad y compromiso con sus instituciones. Afirmó que los soldados mexicanos se sienten orgullosos de su origen popular y que por ello portan con honor el uniforme y sirven al pueblo de México y a sus instituciones con compromiso y lealtad.

Finalmente, como descendiente que soy de soldados que formaron parte del Ejército Constitucionalista, expreso mi felicitación a todos los integrantes del ejército mexicano, al secretario de la Defensa Nacional y al Comandante Supremo de nuestras Fuerzas Armadas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios