24 de Marzo de 2020: llegamos al punto de quiebre; desde hoy nada será igual

Victor Hernández

Hoy martes 24 de marzo de 2020, hay cuando menos cuatro nuevos elementos que surgen en medio de lo que parece la irrefrenable escalada de la pandemia propiciada por el Cobid-19. A partir de hoy, ya nada volverá a ser igual. Entramos a una época inédita en donde lo global cambia radicalmente la vida de lo local. Estos son los nuevos elementos que se integran a este escenario de creciente incertidumbre:

1.- Tarde y lento, como es su estilo de comunicar, el presidente López Obrador anunció el comienzo de la etapa dos, dentro de su plan para contener los contagios del Coronavirus. Los elementos más destacados son los siguientes:

— Proteger y cuidar a las personas adultas mayores y otros grupos de mayor riesgo.

— Suspender clases en todo el sistema educativo nacional, del 23 marzo al 19 abril 2020.

— Suspender temporalmente de eventos y reuniones de 100 personas o más.

— Suspender temporalmente actividades laborales que involucren la movilización de personas en todos los sectores de la sociedad.

— Intensificar las medidas básicas de prevención.

— Hacienda anunció 25 mil mdp a estados en apoyo ante la contingencia por Covid-19.

— La Marina cuenta con una capacidad de 4,043 centros de aislamiento voluntario.

2.- Si contrastamos las medidas que anunció el gobernador hace dos días, son más extensas:

— La suspensión de todas las actividades no esenciales del gobierno.

— Un paquete de acciones para la protección del empleo

— Transporte público para quienes realmente lo necesiten

— Paquetes alimentarios para quienes dependen del trabajo diario y

— Se pedirán recursos extraordinarios a la federación para reforzar las acciones de ayuda a la población.

— También hizo el compromiso de mantener el abasto en las tiendas.

— En el sector informal hay familias que dependen del trabajo diario para comer, por lo que en un esfuerzo extraordinario se implementará un plan de contingencia para que tengan acceso a paquetes alimentarios y se puedan quedar en casa con ese sustento.

— Se mantendrán durante toda la emergencia los filtros sanitarios, la sanitización del transporte público y oficinas.

3.- Bancos e IP también entran a la ayuda.

— Ante los problemas económicos que se avizoran, Banorte y Banco Sabadell anunciaron este martes programas de diferimiento de pagos en sus créditos a empresas y personas que estén siendo afectadas por la pandemia del COVID-19.

Sabadell, banco español que está enfocado principalmente al sector empresarial, tanto como pequeñas y medianas empresas mexicanas, a las cuales ofrece facilidades de pago en sus créditos, dará periodos de gracia desde 6 hasta 12 meses en el pago de capital.

—Banorte anunció el diferimiento del pago de créditos por el coronavirus hasta por cuatro meses a los clientes que lo soliciten. Los beneficios aplicarán en sus productos de tarjeta de crédito, crédito automotriz, de nómina, hipotecario, Pyme o personal

Marcos Ramírez Miguel, director de Banorte, explicó que ofrecen “estos apoyos a las familias y empresas que son nuestros clientes. Hoy que nos necesitan estamos unidos, aunque no podamos estar juntos”.

Además, ofrecen hasta 6 meses sin intereses en compras mayores a 500 pesos durante marzo y abril en hospitales, servicios de salud y farmacias.

Para solicitar cualquier apoyo, los clientes deberán estar al corriente de sus pagos al 20 de marzo. Los beneficios pueden solicitarse por internet o llamando al Centro de Contacto del 25 de marzo al 30 de abril.

Para diferir compras a meses sin intereses, puede hacerse desde el celular, a través de la aplicación Banorte Móvil.

4.- Hacienda también le entra a los compromisos

— Con motivo de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus y en apoyo a la economía de los contribuyentes, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) implementó mecanismos para devolver los saldos a favor, indicó la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

La Procuraduría dijo que ha estado en conversaciones con el fisco para buscar medidas que beneficien a los contribuyentes, en ese sentido, el SAT prometió devolver saldos a favor en un tiempo máximo de 3 días.

Por lo que si el 1 de abril de 2020, los contribuyentes presentan su declaración anual normal o complementaria del ejercicio 2019, el saldo a favor autorizado les será depositado el 3 de abril de 2020.

El año pasado el SAT ofreció devolver en un plazo de 5 días, no obstante, el plazo legal para la devolución es de 40 días, toda vez que puede haber casos en que los contribuyentes ajusten la propuesta ofrecida por la autoridad.

Puedes comentar con Facebook