México: el proceso de su independencia

REFLEXIONES HISTÓRICAS

Hermilo González Olivas

 

México: el proceso de su independencia 

 

Somos nación pluriétnica y pluricultural

 

Los mexicanos acabamos de celebrar los 211 años de la iniciacion de nuestra independencia de la Corona Española. Así pues, después de 300 años de sometimiento colonial, nuestros Padres Fundadores – liderados por Hidalgo y Morelos- osaron romper las cadenas de la esclavitud, para construir una patria libre, independiente y soberana. Ahora bien, recordemos cual fue el proceso de gestación de nuestra independencia.

¿Cuál era el escenario histórico mundial, cuando surgió nuestra lucha por la independencia? 1.- La historia mundial, conoció y registró en sus anales, la primera gran lucha por la libertad y la independencia respecto de un imperio colonial: Me refiero a la rebelión de trece colonias, que en 1776, emprendieron una revolución para liberarse de Inglaterra y constituir un novedoso modelo político de Estado Federal, republicano y democrático, que después de reflexivos debates, se dió el nombre de Estados Unidos de América. 2.- La rebelión del pueblo francés, que en 1789, se levantó en armas para terminar con el gobierno absolutista y despótico de su Monarquía; los principios que guiaron aquella gesta revolucionaria, fueron LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD. 3.-En 1808, Napoleón Bonaparte invadió España, imponiendo en el trono a su hermano José Bonaparte, rompiendo así la estructura del poder de la Corona Española; y por lo tanto, el poder de dominio sobre sus colonias.  Estos tres fenómenos políticos impactaron a todos los pueblos del mundo y encendieron las conciencias de muchos hombres – y también mujeres-, que asumieron que había llegado la hora de la liberación de sus pueblos, dependientes de las metrópolis coloniales. Tal es el caso de los pueblos de la Nueva España, que primero lo intentaron en 1808, por nuestros precursores como Francisco Primo de Verdad y Ramos; y luego definitivamente en 1810, liderados por Miguel Hidalgo y Costilla; después sería José María Morelos y Pavón quien continuó la lucha por la Nueva Patria. Después de que el ejército realista quitó la vida a Hidalgo en 1811 y luego a Morelos en 1815; en las montañas surianas, Vicente Guerrero acaudilló la guerra insurgente por nuestra independencia, pero la lucha armada se prolongó hasta 1821, cuando el ejército insurgente al mando de Guerrero y el ejército realista al mando de Iturbide, pactaron un alto a la guerra y decidieron consumar la Independencia. Dice la historia, que el 10 de febrero de 1821, ocurrió el llamado “Abrazo de Acatempan” entre Guerrero e Iturbide; y que el 24 de febrero se proclamó el Plan de las Tres Garantías y se creó el Ejército Trigarante, que entró a la ciudad de México el día 27 de septiembre de 1821. El 24 de agosto de 1821, se firmaron los Tratados de Córdoba, por Juan O´Donojú, en su calidad de teniente general de los ejércitos de España y Agustín de Iturbide, primer jefe del ejército imperial mexicano de las Tres Garantías. Sin embargo, aquella independencia pactada, no logró los propósitos anhelados por la insurgencia ¿Por qué? Porque la ambición de poder de Iturbide, al coronarse emperador, socavaba los anhelos de libertad y de justicia de nuestros pueblos y que habían sido proclamados por Hidalgo y Morelos en nuestros primeros documentos fundacionales, que fueron: la abolición de la esclavitud suscrito por Hidalgo en Guadalajara en diciembre de 1810; los Sentimientos de la Nación, suscritos por Morelos en 1813; y la Constitución de Apatzingán de 1814. Por ello, los insurgentes leales a la causa primigenia de la independencia, como el duranguense Guadalupe Victoria –que prefirió remontarse en las montañas del sureste, antes que apoyar al imperio de Iturbide- mantuvieron encendida la Antorcha de la Libertad, hasta lograr, en 1923, convocar a un Congreso Constituyente y fundar en 1824 el Estado Federal Mexicano, bajo la forma política de República democrática, instituyendo tres poderes – legislativo, ejecutivo y judicial-. Así fue que Guadalupe Victoria, fue elegido como Primer presidente de México.

Finalmente, como es sabido por todos los mexicanos y por todos los pueblos del mundo; el Gobierno de la República que preside Andrés Manuel López Obrador, ha diseñado un programa especial para recordar los 700 años de la fundación de la Gran Tenochtitlan; los 500 años de la invasión y colonización española; y los 200 años de la consumación formal de nuestra independencia, que como sabemos, su génesis se desató en 1810 y se logró afirmar en 1824. En sus conferencias matutinas, el presidente nos ha comentado las numerosas felicitaciones que ha recibido el pueblo de México y su gobierno por estos acontecimientos históricos; en lo personal, me causó muy buena impresión el discurso de felicitación expresado por el presidente de Irlanda. Los mexicanos nos sentimos honrados por el respeto y consideraciones que nos están demostrando el resto de las naciones, por conducto de sus gobiernos.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios