Aispuro y AMLO: entre la simulación y la agresión

Muchos son los elementos que definen y le dan vida a la política como instrumento para conseguir el bien común de la sociedad. Y entonces, muchos coincidimos en que la política es diálogo, es generosidad, desprendimiento, colaboración, tolerancia, acercamiento con el contrario o el disidente: La política es respeto y solidaridad con el desvalido. Pero también, la política hoy, es simulación.

Sí, simulación para llevar las cosas en paz, cuando no hay otro camino. Y sobre todo, cuando quienes están de por medio son los gobernados.

Y eso fue en parte lo que volvimos a ver el pasado sábado en la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador. Observamos diálogo, respeto entre ambos mandatarios, colaboración pero también simulación.

A continuación dos casos, en donde ante la agresión de un gobernante, el otro, inteligentemente, lo alaba, le da por su lado:

1.- En su mensaje, durante la ceremonia de inauguración del puente Sahuatenipa, de 120 metros de largo, 11.50 de altura y 31.2 millones de pesos invertidos, el presidente López Obrador agredió a los gobiernos estatales a quienes sigue calificando de corruptos.

— “En el caso de la educación, vamos a darle mantenimiento a las escuelas, que muchas están abandonadas. Pero ya no vamos a usar el mismo método de mandar el dinero del mantenimiento a través del gobierno, a través de las instituciones, porque eso no llega. Eso me lo recomendaba mucho en campaña un anciano respetable: “licenciado ahora que vamos a ganar, lo que nos vaya a mandar no nos lo vaya a mandar por el gobierno porque no nos llega, procure entregarlo de manera directa, que nos llegue”.

“Así son los programas del bienestar, todos los recursos de los programas se entregan de manera directa…”

2.- Por su parte, conociendo el proceder del ejecutivo federal, y como ya es su costumbre, José Aispuro Torres, no sólo hizo todo lo posible por hacer sentir bien al mandatario federal, sino que llegó al grado superlativo del reconocimiento:

— “Durango lo necesita y hoy con un Presidente de la estatura suya, de la visión que tiene, del conocimiento, de las necesidades sociales… Señor presidente, gracias por estar aquí para poner en marcha la obra del puente Sahuatenipa, que hace un año usted anunciara su construcción; hoy es una realidad esta obra que indudablemente ayudará a tener una mejor conectividad no solo para el municipio de Tamazula, sino para todos los municipios de esta región de las quebradas”.

“Con su presencia, señor presidente, usted está cristalizando el anhelo que se generó hace 50 años para comunicar la capital del estado con la región de las quebradas, cruzando la sierra Madre Occidental, esta es una obra que tiene el más alto sentido social, porque de esta manera se está haciendo justicia a la gente que pensó que esto nunca se iba a hacer realidad”, añadió Aispuro Torres”.

3.- Pero, también en su visita del sábado, volvimos a ver a un presidente mentiroso y sin rumbo. Sobre todo, al enfrentar los cuestionamientos sobre los feminicidios y su disque estrategia para contener la inseguridad. El siguiente texto lo publica ayer el diario Reforma y lo escribe el reportero Jorge Ricardo:

“Tengo mi conciencia tranquila y vamos a seguir luchando, corazón”, le dice Andrés Manuel López Obrador, sonriente, coqueto, al final del mitin a una mujer que le pregunta sobre su estrategia contra los feminicidios.

-¿Pero qué propone usted?

-Ah, no, que está muy mal, hay que proteger a las mujeres.

-¿Y cómo lo va a hacer?

-Entre otras cosas, dando un buen ejemplo como gobernante. Si el gobierno da un mal ejemplo, si el gobierno es corrupto, pues eso no ayuda.

-¿Pero cuál es la estrategia real, porque suena muy bonito lo que dice, pero cuál es la estrategia real?

-Es esa, este… no hacer lo mismo que hacían los conservadores.

-¿Y qué hacían los conservadores?

-Aparte de ser corruptos, por ejemplo, acuérdense que Calderón declaró la guerra al narcotráfico y el secretario de Seguridad Pública de Calderón está preso en Estados Unidos, porque en vez de garantizar la paz se dedicaba a recibir dinero; entonces eso ya no se hace ahora, eso es lo que tiene muy molestos a los conservadores por eso nos atacan mucho, pero tengo mi conciencia tranquila y vamos a seguir luchando, corazón.

Puedes comentar con Facebook