Algunas consideraciones acerca de las criptomonedas (Parte 2)

Daniel Arturo Campillo Campos

Las autoridades monetarias de la mayoría de los países del mundo han advertido sobre los riesgos subyacentes del uso de criptodivisas; entre los que sobresalen, el grado especulativo de estos activos, la elevada volatilidad en sus precios, el nulo respaldo que tienen; así, como, la imposibilidad de cumplir adecuadamente con algunas de las funciones del dinero (medio de cambio, unidad de cuenta y depósito de valor). Además, a diferencia con las divisas tradicionales del resto del mundo —como el dólar o el peso— estas no dependen de ninguna autoridad financiera o banco central y no existen físicamente.

Debido a las características propias de las criptomonedas y a su acelerada evolución, países como China, Rusia, Turquía, Egipto, Marruecos, Bolivia, Ecuador, entre otros, han prohibido su uso; mientras que otras naciones, si bien no las prohíben, no cuentan con marcos legales sólidos que reconozcan a las criptomonedas como activos. Cabe señalar, el caso aislado de El Salvador que, recientemente reconoció al Bitcoin como moneda de curso legal.

Dentro de los países que han limitado el uso de criptoactivos como el Bitcoin o el Ethereum, destaca China que, el 18 de mayo de 2021, anunció restricciones a las operaciones con criptodivisas. A través de un comunicado conjunto de la Asociación de Pagos y Compensación, la Asociación Bancaria y la Asociación Nacional de Finanzas de Internet, las tres autoridades reguladoras en China prohibieron a las instituciones financieras y de pagos realizar operaciones relacionadas con criptomonedas. Además, los reguladores financieros señalaron que, estos activos virtuales, al no ser emitidos por una autoridad monetaria, no constituyen dinero real y no deben emplearse como tal.

En el caso del Reino Unido, el 25 de junio de 2021, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés), inhibió las operaciones de Binance, la plataforma de intercambio de criptomonedas más grande del mundo. Por medio de un comunicado, el regulador financiero advirtió sobre los riesgos de las inversiones relacionadas con criptoactivos, en empresas que no están autorizadas por la FCA.

Recientemente, Estados Unidos manifestó su intención de regular y supervisar de forma más activa el mercado de las criptomonedas, con el objetivo de enfrentar la actividad ilegal y la evasión de impuestos. En este sentido, el 20 de mayo de 2021, en un informe de política tributaria, el Departamento del Tesoro propuso que cualquier transferencia con criptoactivos por valor de 10 mil dólares o más sea reportada al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), que es la instancia encargada de la recaudación fiscal de ese país.

Algunos países han impulsado la creación de su propia moneda digital, de carácter centralizado y respaldadas por los bancos centrales (Central Bank Digital Currency, CBDC); su objetivo es, reemplazar el dinero fiduciario en circulación por un dinero electrónico emitido por un banco central a fin de acelerar los pagos digitales; lo que representaría un pasivo directo para el mismo banco.

Por su parte, el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) ha respaldado y emitido una serie de recomendaciones en torno al diseño y la emisión de CBDCs por parte de los bancos centrales. Con el objetivo de crear instrumentos de pago novedosos, que sean fácilmente accesibles, de bajo costo y de alta calidad; así como evitar la fragmentación en los sistemas de pagos y fomentar la competencia entre los intermediarios del sector privado, el BIS manifestó su apoyo en el desarrollo de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDCs).

https://www.cefp.gob.mx/publicaciones/nota/2021/notacefp0522021.pdf

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

Puedes comentar con Facebook
Anuncios