AMLO: más dinero para mis programas menos dinero para Durango

Por Víctor Hernández

C
onfiado en que seguirá siendo protegido y obedecido sin recato alguno, por sus legisladores morenitas, petistas, del partido verde y demás que se sumen en el camino, el presidente Andrés Manuel López Obrador, abrió sus cartas para el uso de los recursos públicos, de cara a las elecciones de 2022, 2023 y 2024: él y sólo él, decidirá como y en qué se destinan los impuestos de los mexicanos.

Y para ello, la semana pasada se detectaron cuando menos tres acciones claras y cínicas de un rancio y autoritario gobernante:

1.- López Obrador formalizó la semana pasada ante el Congreso, su decisión de tomar el control sobre la operación y ejecución de los programas de Bienestar, informó el domingo, diario Reforma.

Por primera vez desde que inició el Gobierno, la Coordinación General de Programas para el Desarrollo aparece en el Proyecto de Presupuesto como parte de la estructura de la Presidencia de la República y con una solicitud de gasto.

— De acuerdo con el documento enviado al Congreso, el presidente propone asignar 1.9 millones de pesos a la Coordinación General de Programas, para su operación. Se cree que es para gastos de representación y parte de la operación de esa oficina.

— Desde esa área se coordinará el manejo de unos 400 mil millones de pesos en programas sociales, 32 superdelegados, 252 directores regionales, casi 4 mil trabajadores administrativos y un ejército de 18 mil Servidores de la Nación.

“Coordina a los delegados estatales y regionales del Gobierno federal. Ejecuta los programas integrales de desarrollo económico-social en beneficio de las comunidades, pueblos, municipios y estados”, refiere la página de Presidencia.

— Hasta junio pasado, la Coordinación estuvo a cargo de Gabriel García. El Presidente nombró al duranguense Carlos Torres, quien también es Secretario Técnico de Presidencia. Para esa oficina, el Mandatario pidió una partida 30.1 millones de pesos, un incremento de 14.7 por ciento, en comparación con 2021. O sea, los casi 2 millones solicitados para la Coordinación General, irán a parar a la secretaría técnica a de carlos Torres.

2.- Para 2022, cuando menos 15 entidades de la República, recibirán menos presupuesto en los dos fondos que conforman el Ramo 33. Durango, por ejemplo, recibirá un recorte, otro,  por casi 371 millones de pesos.

Infraestructura social Municipal, por ejemplo, es uno de los dos fondos del Ramo 33, creado hace más de 15 años,  que llega a los muni¬cipios de nuestro país. Estos recursos están des¬tinados a mejorar las condiciones de vida de las comunidades y dirigidos especialmente a sus sectores más pobres, pero hoy, el gobierno federal considera que él, y solo él, puede ayudar a este sector, a través de las dádivas mensuales, sectorizadas.

La realidad es que las comunidades más pobres, seguirán así, no sólo porque la ayuda económica a través de los programas del bienestar no son suficientes, sino porque su entorno no se modifica. Seguirán sin drenaje, sin alumbrado, sin redes de agua, hasta que el presidente López Obrador, así lo decida.

Durango es una de las 15 entidades federativas con ajuste a la baja, en términos porcentuales, en cuanto al Ramo 33. Para 2022, tendrá 371 millones de pesos menos para atender a organizaciones y comunidades más pobres.

3.- El campo es otro rubro que se está dejando morir, poco a poco. En 2021, al campo duranguense se le quitaron ayuda por más de 500 millones de pesos. Para 2022, no será distinto.

El sector agroalimentario mexicano seguirá sin ver los recursos que necesita para impulsar su productividad, pues se espera una asignación menor en términos reales para el 2022. A partir de la entrada de la actual Administración, el cambio de políticas públicas generó un recorte de más del 50 por ciento en el presupuesto de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), con la concentración de más del 70 por ciento del gasto en los proyectos presidenciales.

De esta manera, el presupuesto para el agro pasó de 76 mil millones de pesos hace tres años a 49 mil millones de pesos en 2021, y en 2022, se espera un nuevo recorte.

4.- Pero, para él y su esposa, sí hay más recursos. El Presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a la Cámara de Diputados aprobar para el próximo año una partida de 32.8 millones de pesos para la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México.

El Consejo Asesor de esa Coordinación, que forma parte de la estructura de Presidencia de la República, es actualmente encabezado por la esposa del Mandatario, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller.

De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos enviado a los legisladores, de los 32.8 millones de pesos, el 97.4 por ciento se destinará para Servicios Personales, pago de nómina, y el resto para Gastos de Operación.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios