AMLO se pone “con Sansón a las patadas”, da la espalda a las mujeres

A pesar de la resistencia de algunos sectores de la sociedad, incluyendo al presidente de este país, poco a poco ha tomado fuerza la convocatoria que surgió en las redes sociales para que el día nueve de marzo, un día después de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, las mujeres no realicen ninguna actividad productiva o laboral,  bajo la consigna -El Nueve Nadie se Mueve-, un colectivo veracruzano denominado -Brujas del Mar- invita a las mujeres que así lo deseen participen en un paro nacional contra la violencia de género y los feminicidios ocurridos recientemente en este país, el exhorto es para que ese día no haya ni una mujer en las calles, en los trabajos, en las escuelas, en las universidades, de compras ni en ningún otro lugar.

   Este movimiento pretende demostrar la importancia de la mujer en la sociedad actual, en el entendido de que esto no será del todo posible, por lo que además se pide a quien no pueda cumplir con esta disposición por la naturaleza de su actividad, vistan de color negro o morado o que porten un moño negro cerca del corazón como un símbolo de luto por todas aquellas mujeres víctimas de la violencia -machista-, de esta manera, instituciones educativas, autoridades de los diferentes niveles de gobierno, artistas, partidos, agrupaciones políticas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Senado de la República y de la cámara de Diputados, entre otros, aunque, no podían faltar los -contreras- y en este caso, el propio presidente de la República, quien dio muestra de su falta de sensibilidad y apoyo para las mujeres del país, obligando a su esposa a dar marcha atrás en su apoyo al movimiento.

  Al darse a conocer la convocatoria en las redes sociales, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador subió a su cuenta de Instagram una imagen de apoyo al movimiento del próximo nueve de marzo, sin embargo tal vez de un -diálogo- con su esposo, el cual seguramente fue de lo más comedido y en los mejores términos, inventó su propia convocatoria  El Nueve me Mueve”, la cual dice no al paro nacional y llama a todos los ciudadanos, incluyendo a las mujeres a no suspender labores, por el contrario  a seguir trabajando -según dice- en beneficio de este país, hecho que para muchos resulta inadmisible, aunque para los eternos aplaudidores de AMLO, esta es una manera mejor de hacer conciencia de la importancia de las mujeres, aunque no lo parezca.

  Con esta decisión, López Obrador se equivoca rotundamente, como generalmente suele suceder, pero en esta ocasión su capricho lo va a llevar más allá, lamentablemente (por el tema que la provoca) esta es la ocasión propicia para que se dé cuenta que está muy lejos de ser el -bienamado-que piensa ser, inconscientemente se va a poner a medir fuerzas con las mujeres, y aunque se pudo IMPONER a su esposa, dudo mucho que lo haga con la gran cantidad de personas (no solo mujeres, también los hombres, padres, abuelos, esposas, hijos) agraviadas con hechos que lamentablemente el gobierno federal trata de minimizar, el movimiento -El Nueve Nadie se Mueve- va creciendo de manera vertiginosa, es una bola de nieve imposible de detener, en Durango, el gobernador del estado y el alcalde de la capital, José Aispuro y Jorge Salum respectivamente, ya demostraron su apoyo total al movimiento, ahora hay que ver cómo queda el Presidente después de una de sus peores ocurrencias “ponerse con Sansón a las patadas”, es decir en contra de las mujeres de este país. 

Puedes comentar con Facebook