Ayotzinapa. Ocho años

Por Fernando Ramírez Guzmán

Se cumplen ocho años de la tragedia de los 43 alumnos normalistas de Ayotzinapa. Lejos de poder revertir la llamada “verdad histórica”, que instaló la Administración de Peña Nieto, el gobierno de la 4T ha fracasado en su intento por reconstruir los hechos y presentar una versión alternativa. Una filtración periodística ha arrojado elementos que dejan muy mal parado al ejercito en días en que se discute la militarización del país.

La periodista Peniley Ramírez, en su columna, Linotipos, del diario Reforma, incluyó párrafos sin testar del Informe sobre el Caso Ayotzinapa que presentó en agosto pasado el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas. Ramírez publicó fragmentos de las conversaciones entre exfuncionarios, militares e integrantes del crimen organizado, en las que detallan la forma en que fueron desaparecidos los restos de los normalistas.

“Casi todos los 43 normalistas que desaparecieron el 26 de septiembre de2014 fueron asesinados, descuartizados y enterrados esa misma noche. “Los criminales de Guerreros Unidos pensaron en quemarlos, pero eran muchos cadáveres y cambiaron de opinión. Se los repartieron. Cada grupo criminal se deshizo de los restos a su cargo como pudo”. Es parte de lo que plasmó la periodista en su columna.

En la mencionada pieza periodística se narra que mientras esto sucedía el gobierno de Enrique Peña Nieto, a través de Tomás Zerón, negociaba con José Luis Abarca para que asumiera la autoría intelectual del crimen a cambio de salir del país. Una versión que ha sido desmentida por la defensa de Zerón.

Debido al incremento de la atención en este caso, dice el informe, los autores materiales se dieron a la tarea de borrar evidencia y mover los restos presuntamente al interior del 27 batallón de infantería, con sede en Iguala, al que los padres de los estudiantes trataron de ingresar por años.

En resumen las partes que se publicaron, gracias a la filtración, se difundieron, sin tachones, en donde se revelan mensajes que habrían intercambiado algunos jefes y operadores del grupo criminal que asesinó a los normalistas. Esos mensajes refuerzan la versión de que hubo elementos del Ejército que fueron cómplices, o quizá incluso ejecutores, de la desaparición de algunos de esos estudiantes.

Muy probablemente por esta razón, varias voces afines al gobierno de la 4T, condenaron en las redes sociales a Ramírez por haber publicado el documento que le fue filtrado. En la historia reciente ha habido algunas filtraciones periodísticas, a nivel mundial, memorables, que también han provocado juicios paralelos e investigaciones judiciales que han culminado con dimisiones políticas y/o penas de prisión. Casos que aparecen en primera plana de manera espectacular y se les da seguimiento por días, semanas y en ocasiones hasta años.

La prensa ha destapado, a través de las filtraciones, grandes casos de espionaje político, entramados empresariales fraudulentos, modelos de financiación del terrorismo, blanqueo de capitales, escándalos diplomáticos, por citar algunos ejemplos.

La filtraciones, siguiendo la definición del politólogo Stephen Hess, es la «cesión de información parcial, prematura y desautorizada». Esta filtración en particular, nos muestra, primero que nada que el caso de Ayotzinapa está empantanado. Nos muestra además el doble racero con el que los seguidores de MORENA juzgan otras filtraciones periodísticas (como las de Julian Assange, a quien se le acaban de entregar las Llaves de la Ciudad de México) y en las que resultan afectados, como la expuesta por Peniley. Y, finalmente, gracias a esta filtración sabemos de una participación más activa del ejército y de crímenes que, aparentemente, ellos perpetraron.

Situación esta última que los coloca muy mal de cara a la intención de AMLO (que realizó a través de la diputada duranguense Yolanda De la Torre ante el Congreso de la Unión) por mantener al ejército en las calles hasta el 2028.

Ojalá y el mencionado documento sirva para esclarecer lo que sucedió aquellos días y los padres de familia de los 43 tengan certeza del paradero de sus hijos.

ladoscuro73@yahoo.com.mx

@ferramirezguz

 

Puedes comentar con Facebook
Total
1
Shares
Related Posts