CNTE: comienza el infierno de fin de sexenio

Por Víctor Hernández

Quedan menos de once meses para que el sexenio de José Aispuro Torres concluya, y ayer, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, sólo adelantó algo de lo que este gobierno puede enfrentar los meses por venir.

El lunes 27, visitó la capital del estado, Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI, y uno de sus objetivos fue el de entrevistarse con el gobernador Aispuro Torres y, sin lugar a dudas, abordar las vías por las cuales se llegue lo más pronto posible a la concreción de la alianza de cara a las elecciones de 2022.

Alito, como le llaman, anunció su posición en esta negociación preliminar: que encabece la alianza quien se encuentre mejor posicionado y garantice el triunfo de la alianza PRIAN.

Pero, ¿qué tiene que ver esta reunión Aispuro-Alejandro, en el conflicto que protagonizó ayer la CNTE? Tiene que ver mucho.

1.- Los maestros que organizaron el desorden en el Congreso del Estado, durante la comparecencia de Rubén Calderón, Secretario de Educación, sólo es un adelanto de lo que comenzarán a llevar a cabo para desgastar al gobierno aispurista.

— Los maestros de la Coordinadora, nunca votarán por el PRI o PAN. Su formación ideológica está más en Morena y el PT.

— Este gremio de formación marxista, tiene bien claro que los recursos destinados para educación de parte de la administración aispurista (cuando menos 5 mil millones cada año), es una exageración para el tipo de economía que históricamente tiene la entidad.

— Los de la CNTE tienen razón en que se les adeudan millonarias prerrogativas, no sólo de éste gobierno, pero también saben que sólo con la ayuda federal, Aispuro Torres y Rubén Calderón, podrán cumplir los compromisos que tienen.

— También tienen claro que el gobierno de López Obrador, no le autorizará, en adelante, un centavo más a José Aispuro para que resuelva los compromisos con el gremio magisterial, porque para el presidente de todos los mexicanos, primero está la grilla política que la solución estructural de los problemas.

— Ahí tenemos, como ejemplo, el caso Michoacán.

Ayer, la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC) reportó que durante el año se han registrado 79 días de bloqueo a las vías del tren en el territorio estatal, lo que genera cuantiosas afectaciones a las industrias acerera, automotriz, cementera, agroindustria, y tiendas de autoservicio, departamentales y de importación.

De acuerdo con el organismo empresarial, la obstrucción a las vías férreas por parte de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes demandan el pago atrasado de tres quincenas, mantiene detenidos 10 trenes que cargan combustóleo, químicos, acero, cemento y contenedores de intermodal. “La existencia de bloqueos no sólo genera un desabasto de insumos, sino que también se puede registrar el desabasto de mercancías en tiendas de autoservicio, departamentales y en productos químicos”, advirtió la AIEMAC. En los últimos días, los profesores de la CNTE han extendido los bloqueos a las vías del tren en Pátzcuaro y Morelia, aunque de manera intermitente, para presionar al Gobierno saliente de Silvano Aureoles a pagar el salario de 29 mil trabajadores de la educación. El último bloqueo cumple este martes 58 días, se mantiene desde el 31 de julio.

El pago de los sueldos a los maestros ya fue atendido por el gobierno de López Obrador, pero serán cubiertos hasta que llegue al gobierno, el nuevo mandatario estatal que es de Morena-PT, Alfredo Ramírez Bedolla, quien tomará protesta este primero de octubre.

2.- Como Aispuro no les podrá resolver el tema de las conquistas obtenidas, la CNTE tiene la justificación para perseguir en forma creciente al actual gobierno estatal y seguir dañando su imagen de cara a las elecciones del 5 de junio.

3.- Por ello, la visita de Alejandro Moreno tiene sentido. PAN y PRI deben ir en alianza, de lo contrario, los 11 meses que le quedan al gobierno de Aispu Torres, se convertirá en un verdadero infierno. Por un lado, padecerá la creciente guerra de Morena-PT-CNTE, más lo que se acumule, por este carril de las izquierdas. En el otro carril, Aispuro Torres enfrentaría otra guerra abierta y creciente, la del PRI y los grupos que, desilusionados al no concretar la alianza con el PAN, buscarán hacer talco al gobierno Aispurista.

Conclusión: la Alianza PRIAN es más que necesaria para el actual grupo en el poder, que va de salida.

Puedes comentar con Facebook
Total
1
Shares
Related Posts

Thumbnails managed by ThumbPress