Con su actitud ante el COVID-19, AMLO arriesga la salud de los mexicanos

Finalmente, y como era de esperarse, el jueves por la noche, mediante un redundante comunicado de prensa, la Secretaría de Salud confirmó el primer caso de Coronavirus en el estado de Durango, una persona que recientemente viajó a España y que presentó síntomas de gripe acudió a consulta al ISSSTE, por lo que se procedió a realizarle las pruebas correspondientes, dando positivo, según el dictamen del  Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica, hoy el paciente se encuentra aislado en su domicilio, con un cuadro gripal leve y con vigilancia permanente de acuerdo a los protocolos establecidos.

La llegada del COVID-19 a México, y a Durango, era inevitable, desde el año pasado que surgió en Wuhan, provincia de China, las autoridades sanitarias se vieron imposibilitadas de controlarlo, tal como sucedió en el mes de abril del año 2009 con la aparición de un nuevo tipo de influenza y que en aquel entonces obligó a tomar una serie de medidas muy similares a las que ahora se aconsejan, lavar las manos con agua y jabón con frecuencia, utilizar productos antibacteriales a base de alcohol, alejarse de las personas que tosan o estornuden, limpiar y desinfectar de manera regular las superficies y objetos de uso común, cocinar bien la carne y el pescado, evitar el contacto sin  protección con animales no domésticos, EVITAR SALUDAR DE MANO Y DE BESO, algo a lo que se le ha restado importancia y que puede ser uno de los principales factores de contagio.

Lamentablemente, el presidente de la República ha tomado muy a la ligera esta problemática de orden mundial que inclusive ha ocasionado la caída de las Bolsas, en uno de sus recientes “chacoteos mañaneros” desestimó las acciones que se deben de tomar para evitar que la enfermedad avance de manera vertiginosa, tal como ha sucedido en otros países, baste saber que TODA ITALIA se encuentra en cuarentena, contrario a esto,  López Obrador, “con la mano en la cintura”, aseguró que con el Coronavirus no pasa nada si las personas se abrazan, al contrario, invitó a los mexicanos a abrazarse, restándole la seriedad que merece a lo que la Organización Mundial de la Salud declaró como pandemia, ¿así o más fuera de lugar nuestro bienamado presidente?

Ahora que ya se conoce lo que el presidente de la República piensa del COVID-19 y del interés que tiene en evitar su propagación, no queda más que actuar por conciencia y responsabilidad propia, ya se ve que no se puede contar con el gobierno federal si su representante principal asegura que no pasa nada, solo le faltó decir que era un complot de los conservadores, desafortunadamente de nueva cuenta se equivoca el presidente y deja a la población en estado de vulnerabilidad, ahora en lo que más importa y en lo que se debe de cuidar en primer lugar, en la SALUD, las cifras seguramente se incrementarán día a día en tanto las autoridades sanitarias trabajen el antídoto, lo cual las estimaciones que se hacen podría tardar hasta un año, hasta hoy en el país son ya 26 casos de Coronavirus confirmados, 82 sospechosos… y contando…

Puedes comentar con Facebook
Anuncios