De la responsabilidad pública del IEPC-Durango ante el Covid-19

David Arámbula Quiñones

Como es del dominio público, hace algunos meses se presentó un brote de la enfermedad denominada SARS-COV-2, mejor conocida como COVID-19 o simplemente Coronavirus, registrada por primera vez en Wuhan, China, y que (con el tiempo) se ha ido expandiendo a diferentes países, entre ellos México.

Desde que inició la propagación de este virus, y ante la responsabilidad que tienen las distintas organizaciones de proteger, en la medida de lo posible, a su personal, habida cuenta que representa el capital más valioso, el Instituto Electoral de Participación Ciudadana del Estado de Durango (en adelante IEPC-Durango) adoptó una serie de medidas preventivas tendentes a reducir los riesgos de contagio, apegados -en todo momento- a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de los Gobiernos Federal y Estatal.

De esta manera, en la Institución que me honro presidir, tomamos las siguientes acciones:

1. Se establecieron guardias mínimas, privilegiando el trabajo en la modalidad a distancia, utilizando las nuevas tecnologías de la información como una de las principales herramienta de trabajo.

2. Se establecieron reglas de higiene para quienes acuden al edificio del IEPC-Durango, entre ellas, la limpieza permanente de todas las áreas comunes; en cada área de trabajo se implementó el uso obligatorio del gel antibacterial y el jabón líquido al momento de ingresar a Instituto, además de la eliminación del contacto físico entre las y los compañeros de trabajo, conservando la sana distancia.

3. Se brindó información completa y actualizada al personal del Instituto sobre los alcances del COVID-19 así como las mejores medidas para atenderlo. 

4. Se canceló el trabajo de campo que implicaba el traslado de personal a las diversas regiones del Estado.

5. Se pospusieron hasta nuevo aviso los eventos públicos que tenía previstos el Instituto. 

6. Las sesiones de los órganos colegiados del Instituto quedaron suspendidas salvo que hubiera asuntos de carácter urgente o tuvieran un término legal, en cuyo caso, se llevarían a cabo con el personal mínimo indispensable. En todo caso, se dispuso que quienes no tuvieran un vínculo directo con los asuntos a tratar, siguieran la transmisión en vivo a través de las plataformas electrónicas y las redes sociales oficiales del Instituto, entre otras.

Es importante decir que el Instituto sigue y seguirá trabajando, pero ahora bajo nuevos esquemas laborales que permitan, por un lado no descuidar las funciones sustantivas del organismo y por el otro, atender todas las medidas sanitarias que permitan mitigar la propagación del virus.

Son tiempos difíciles los que estamos viviendo, sin embargo -paradójicamente- de este tipo de situaciones se obtiene lo mejor de las personas, de ahí que debemos cerrar filas y contrarrestar los efectos de esta pandemia; es necesario ser empáticos y solidarios con nuestra población, esta premisa constituye una responsabilidad pública que en el IEPC-Durango nos hemos tomado muy en serio.

El autor es licenciado en Derecho con especialidad en materia electoral. Ha sido funcionario del IFE-INE; TEPJF e IECDMX; actualmente es Consejero Presidente provisional del IEPC-Durango.

Puedes comentar con Facebook