El clamor de grupos clericales no se escucha en palacio

Por Armando Castro

Menos política y más gobierno; urgencia nacional
No obstante a las diversas expresiones de empresarios, clérigos y sociedad civil, el clima de violencia que se vive en nuestro país parece no tener fin.
Pese a todo lo que se diga en México por millones de personas, no hay voluntad política presidencial para rectificar el camino y asumir la responsabilidad constitucional de aplicar la ley.
Anteayer y ayer fue en Guadalajara y en Ciudad Juárez, chihuahua; en Guanajuato y Tijuana, el empoderamiento de los grupos delictivos que resurgieron y atentaron en contra de pacíficos ciudadanos a quienes acribillaron de manera cobarde al interior de comercios.
En Sonora y Baja California se agudizó la crisis de seguridad con quema de vehículos y negocios.
En la fronteriza ciudad Juárez, cuatro trabajadores de una estación de radio también perdieron la vida.
La pregunta es: ¿Donde está la autoridad, que no se ve por ningún lado?
No es posible que mientras la realidad es otra, no se ponga remedio y el inquilino de Palacio Nacional siga en  campaña permanente y lo peor que no haga caso al clamor popular, que lo que quiere es vivir en paz.
Los anuncios de que la Guardia Nacional pasará a ser parte del Ejército Mexicano, no acaban de convencer a nadie pues en los más de tres años, los resultados no se ven por ningún lado y la violencia se agudiza sin que haya una estrategia clara y eficaz para combatirla.
Desgracia de los mineros.
La desgracia los mineros de Sabinas, Coahuila, es una expresión más de las condiciones en que laboran la mayoría de los mineros del país.
La pérdida de vidas en estas condiciones constituye una tragedia, que debe investigarse a fondo.
En el senado de la República, hay dos peces gordos de esta y otras tragedias en el gremio minero: Napoleón Gómez Urrutia, multimillonario líder minero, no aparece por ningún lado. Al parecer anda en comisión parlamentaria en las Vegas, Nevada.
El otro senador, de Morena, Armando Guadiana Tijerina, principal vendedor de carbón industrial, con el que mueven las viejas y contaminantes turbinas de la CFE, también brilla por su ausencia.
Esa es la grandeza del  gobierno de la 4T.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios
Total
9
Shares
Related Posts