El coronavirus de las redes sociales

El 2 y 3 de mayo de 2009, estaba junto con mi esposa María del Rayo, en la ciudad de México. La experiencia de esos dos días (sábado y domingo) fue inolvidable. El gobierno de Felipe Calderón, en esa semana, había decretado suspensión de clases en la capital del país, para controlar la expansión del virus de la Influenza o AHiN1.

Nos tocó ver otro México; calles desoladas y todo el mundo recluido, México se transformó de golpe en otro país.

Avenida Reforma, una de las más concurridas del mundo, lucía desierta. Me podía acostar en uno de sus tramos o improvisar cualquier juego y no corríamos riesgo.

Pero además de las calles desoladas, los restaurantes, todos, estaban cerrados, lo mismo los grandes centros comerciales, No había cines, ni teatros. Las iglesias, algunas también cerraron. La ciudad de México era todo un espectáculo… por su silencio.

Bueno, hasta la inseguridad fue afectada por la Influenza.

En tiempos normales (2009), se registraba un promedio de tres secuestros a la semana en Ciudad de México. Ahora, con esta “pseudo-cuarentena”, sólo se registró uno en los últimos siete días.

Como si el crimen organizado quisiera participar de esta campaña, también bajó el índice de criminalidad en 33% desde que el gobierno anunció el estado de alerta sanitaria en esta capital.

Lo mismo ocurrió con el índice de contaminación del aire que en un día bajó de 95 a 75 puntos.

Regresemos a 2020.

Hoy son los tiempos de las redes sociales, y el impacto del virus Covid-19 nos llega cada minuto, cada hora, cada día. Estamos desde hace varias semanas, pegados a la pantalla de nuestro teléfono inteligente, para informarnos de lo más reciente y ello, ha contribuido a que sobrevaloremos el impacto de esta enfermedad.

En su columna de este domingo, Yuriria Sierra nos comparte una entrevista con el infectólogo Alejandro Macías:

“El Covid-19 no es tan grave como el SARS, pero sí más que la Influenza…”, me explicó Alejandro Macías, infectólogo y comisionado Nacional para la Influenza AH1N1 en 2009, en una entrevista que le hice en Imagen Televisión. Y pocos con su claridad para entender el momento en el que estamos tras la confirmación de los primeros pacientes de la nueva cepa de coronavirus.

Macías explicó que la capacidad de diseminación es muy amplia y se parece mucho a los virus de influenza: “está enfermedad va a ser leve en la mayoría de las personas, sí va a complicar a una proporción baja de las mismas (..) Hoy la Organización Mundial de la Salud elevó a alerta máxima, quiere decir que ya estamos prácticamente en nivel de pandemia (…) Las instituciones tienen que prepararse, preparar las terapias intensivas, porque, además, tenemos muy poquitas camas, afinar los hospitales”, enfatizó.

El exfuncionario precisó que, a nivel individual, también debemos actuar: “Es necesario la higiene de manos, evitar tocarnos las partes húmedas de la cara: la nariz, los ojos, la boca; estar en buenas condiciones físicas, si fuma deje de fumar, si toma demasiado alcohol bájale, si tiene sobrepeso cuide su peso, porque esta enfermedad nos va afectar a muchos y debe encontrarlo en las mejores condiciones físicas posibles, si tiene diabetes, contrólela”.

Macías destacó, en la conversación que tuvimos, que es necesario que las autoridades se preparen ante el 

Puedes comentar con Facebook