El fracaso de las Conferencias (Cumbres) sobre el Cambio Climático

Al momento de pensar el tema a analizar esta semana me percaté que he escrito en muy pocas ocasiones con relación a la estructura económica mundial conocida también como bloques económicos, desde esta materia se explica la creación y funcionamiento de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento mejor conocido como Banco Mundial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por mencionar solo algunos. Esto lo traigo a colación por el vendaval de noticias que se dieron a conocer sobre la COP26 que se llevó a cabo en Glasgow, Escocia las pasadas dos semanas.

COP es la sigla de “Conferencia de las Partes”. En la jerga diplomática, las partes se refieren a las 197 naciones que accedieron a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en una reunión celebrada en 1992. Ese año, Estados Unidos y algunos otros países ratificaron el tratado para combatir la “peligrosa interferencia humana en el sistema climático” y estabilizar los niveles de las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. La primera COP se llevó a cabo en Berlín en 1995, después de que una masa crítica de naciones ratificó la convención del clima; fue un hito y preparó el camino para el Protocolo de Kioto dos años después (será interesante escribir próximamente sobre este tema), el cual les exigió a las naciones ricas e industrializadas que frenaran sus emisiones.

En 2015, después de más de dos décadas de disputas relacionadas con cuáles son las naciones con la mayor responsabilidad para enfrentar el cambio climático, los líderes de casi 200 países firmaron el Acuerdo de París. Ese acuerdo fue considerado revolucionario. Por primera vez, los países ricos y pobres accedieron a actuar, aunque fuera a diferentes ritmos, para hacerle frente al cambio climático. Sin embargo, los compromisos asumidos hasta la fecha son insuficientes para alcanzar los objetivos del Acuerdo, se tendrán que aumentar los flujos de financiación para el clima que los países desarrollados destinan a los países en desarrollo. En 2015, los Gobiernos acordaron el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales. Sin embargo, los actuales compromisos para reducir las emisiones son insuficientes para lograrlo. Para alcanzar este objetivo, sería necesario que, para el año 2030, cada habitante de la Tierra emitiese un promedio de tan solo 2.3 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a aproximadamente la mitad de la actual huella de carbono. De acuerdo con un nuevo estudio, en 2030 la huella de carbono del 1% más rico del planeta será 30 veces superior a la compatible con el objetivo recogido.

Para 2030 la mitad más pobre de la población mundial seguirá produciendo emisiones muy por debajo de los niveles requeridos para no superar 1.5°C; las emisiones del 1% y 10% más ricos serán 30 y 9 veces superiores a los niveles requeridos respectivamente; una persona del 1% más rico debería reducir sus actuales emisiones en torno a un 97% para poder lograr el nivel de emisiones requerido. Observando el total de emisiones globales (en lugar de las emisiones per cápita), para el año 2030 el 1% más rico –menos personas que la población de Alemania– será responsable del 16% del total de las emisiones globales, en comparación con el 13% y el 15% del que fue responsable en 1990 y 2015. Se prevé que el total de emisiones de solo el 10% más rico en 2030 exceda el nivel de emisiones necesario para alcanzar el objetivo, independientemente de lo que haga el 90% restante de la población mundial.

Sin ánimos de ser pesimista, pero conociendo un poco de historia, todas y cada una de las conferencias que se lleven a cabo serán un fracaso en cuanto a resultados se refiere. Como se aprecia, la responsabilidad principal recae en el 10% de la población de mayores ingresos.

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

 

Puedes comentar con Facebook
Total
23
Shares
Related Posts
Nota Completa

AMLOCuras

Por Eduardo Serrano Aunque para muchos, el presidente de la República, nomás se la pasa sacando cada ocurrencia,…
Nota Completa

El virus del populismo

Existe una amenaza creciente que recorre países en todas las latitudes. Una sombra rimbombante que seduce a las…