Entre el sarcasmo, la fantasía y la realidad política

Por. Jesús Nevárez 

Sin duda, el tema nacional es lo relacionado con Alejandro Moreno Cárdenas (Alito), dirigente nacional del PRI, que está bajo la metralla nacional. Anunció que interpondría una demanda en la fiscalía general de la república (FGR) contra los que lo difaman e injurian, lo cual hasta ahora no lo hace.

Pero contra él ya se interpusieron denuncias, tanto en el Instituto Nacional Electoral (INE), como en la fiscalía general de la república (FGR). Las carpetas están abiertas y el proceso de investigación en marcha.

Sin duda este caso sacudió al priismo nacional, a sus aliados PAN y PRD, y vulnera la alianza electoral. Sentimos que, como todo golpe político inesperado, deja a quien lo recibe desconcertado, abrumado y apendej…

Los enterados dicen que Alito era la carta más fuerte que tenía el PRI para proponerlo como candidato a la presidencia de la república, no sabemos si aún lo sostenga, la política es tan extraña, que gana a quien se le hace una imagen de guapo, y le alquilan una mujer de grandes vuelos para que sea su esposa seis años.

El PRI ha anunciado que expulsará del partido a quien acepte una embajada. Algo sumamente extraño, el gobierno plural integra a personalidades con perfil para diferentes áreas de gobierno, en este caso, la diplomacia se puede fortalecer con personajes de diferentes posiciones políticas. El PRI no lo entiende así, y considera que quien acepte una embajada traiciona los principios del PRI, por cierto, muy desdibujados.

Pero en el PRI nacional, consideran que aceptar una embajada es mucho más grave que los señalamientos contra Alito. Los priistas consideran que lo que su dirigente nacional expresa en los audios filtrados, es algo intrascendente y de nula gravedad, que no merece expulsión, ni siquiera llamada de atención.

Presentimos que la orden del Comité Ejecutivo Nacional a los estados es tajante: a nuestro líder nacional no se le toca ni con el pétalo de una rosa, por ello especulamos que seguirá siendo su candidato presidencial.

Obvio que por debajo del agua se hacen remolinos. Se rumora que en caso de que sea imposible sostener la candidatura de Alejandro Moreno; tanto PAN, Como PRI, tienen una carta muy fuerte, arrasadora, incontenible. Lo vamos a decir con todo el riesgo que esto implica. Es ni más ni menos el dirigente nacional del PRD Jesús Zambrano, hombre dispuesto a morir por la patria.

Claro, tendrá que luchar contra un gigante del PAN como lo es Ricardo Anaya, hoy prófugo de la justicia, acusado de recibir “payola” para aprobar las reformas de Peña Nieto. Se prevé una dura lucha entre Zambrano y Anaya.

El dirigente nacional del PAN, quería meterse a la pelea, pero corre el Rumor que la senadora Lilly Téllez lo convenció de declinar, con argumentos sólidos le demostró que tanto Ricardo Anaya, como Jesús Zambrano, y el mismo Alito, si se levanta de la lona, son personajes muy fuertes contra los que nada puede hacer.

No obstante, ronda la sombra de la equidad de género. Se dice que la senadora Téllez sigue tejiendo fino para lograr la candidatura. Varias congregaciones, asociaciones pías, cofradías, y luchadoras contra la “mano que aprieta”. Se organizan para llevar a Lilly no solo a la candidatura, sino a la misma presidencia de la república. Y así, ante el sarcasmo, la ficción y la realidad, seguimos en el ingrato oficio de opinar sobre política. Usted, tómelo como quiera. O no.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios